El Consejo de Juventud afirma que «se está criminalizando a toda una generación» 

Afirman que durante el periodo de confinamiento «los jóvenes fueron los primeros que se pusieron a disposición de ayudar a sus comunidades y a sus vecinos»

El Consejo de la Juventud de España (CJE) ha pedido «no criminalizar» a todos los jóvenes por los botellones que se han celebrado en diferentes ciudades españolas en los que no se respetaban las medidas de seguridad frente al Covid-19, y que ha llevado a algunas comunidades a prohibir estas actividades para evitar rebrotes.

«Nos preocupa que se esté ciminalizando, poniendo el foco en los jóvenes exclusivamente. Se está criminalizando a toda una generación, cuando entendemos que no todos los jóvenes están protagonizando estos botellones», ha advertido la vicepresidenta del Consejo de la Juventud de España, María Rodríguez.

Además, ha precisado que, si se observan los datos, los contagios también «se producen en eventos familiares» en los que «no tienen tanto protagonismo las personas jóvenes». «Pero la opinión pública está señalando mucho a la juventud», ha lamentado Rodríguez.

Asimismo, ha recordado que durante el periodo de confinamiento «los jóvenes fueron los primeros que se pusieron a disposición de ayudar a sus comunidades y a sus vecinos».

Ahora, según ha defendido, siguen «preocupados por los contagios» y son «conscientes» de que pueden ser transmisores del virus aunque no sufran las consecuencias del mismo.

«Nos molesta este señalamiento, creemos que es perjudicial para la cohesión social. Si queremos sensibilizar a los jóvenes sobre el uso de la mascarilla o sobre los nuevos hábitos, esa no es la vía», ha remarcado.

Por otra parte, Rodríguez ha apuntado que este es un momento «nuevo» para «todos» independientemente de la edad y, por ello, cree que es necesaria una mayor «sensibilización social» sobre el uso de la mascarilla, sobre la necesidad de limitar el número de personas con las que se tiene contacto y de relacionarse con cuidado.

Si bien, no considera que haya que «poner el foco» en los jóvenes ni dirigir la llamada a la responsabilidad solo a ellos sino «a toda la población». «Que no se criminalice a toda la juventud sino las conductas no responsables con el entorno», ha enfatizado.

Según ha añadido Rodríguez tampoco se puede decir que la mayoría o no de los jóvenes estén adoptando estas actitudes irresponsables porque «no hay datos» pero se muestra convencida de que los jóvenes son «consicentes» de la situación.

Otra cuestión que les preocupa, según ha añadido, es que, mientras «se señala solo a la juventud como propagadora del virus», se habla «muy poco» de cómo les ha afectado el confinamiento, en cuanto a la salud mental o a la situación del empleo.