Siete colegios de Córdoba se movilizan ante el cierre de unidades en los centros

Según la Delegación Territorial de Educación la planificación de la escolarización se ajusta a la demanda, con un esfuerzo permanente por mantener unidades

Las asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPA) de los colegios públicos en Córdoba de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Algafequi, Caballeros de Santiago, Hernán Ruiz, Joaquín Tena Artigas, Concepción Arenal, Juan de Mena, y José de la Torre y el Cerro, junto con la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA) Ágora de Córdoba y «un amplio colectivo de profesionales de la enseñanza, rechazan el cierre de líneas educativas en estos centros» y se movilizarán este próximo jueves 25 de junio.

Según han informado las AMPA en un comunicado conjunto, esta es su respuesta al hecho de que «la Delegación Territorial de Educación les impide realizar nuevas matriculaciones», lo cual «supone la pérdida de líneas para estos centros y que en un mismo aula tenga que convivir alumnado de distintos niveles educativos».

Ello, según han criticado, «ha ocasionado que muchas familias descarten estos colegios por miedo a enfrentarse a procesos de escolarización más largos y angustiosos. En cambio, otras han optado por ellos: padres y madres que reclaman su derecho a la libre elección de centro, tan publicitado por el consejero de Educación, Javier Imbroda, estos pasados meses».

Según han subrayado desde las AMPA de estos siete colegios públicos cordobeses, «estas situaciones se dan únicamente en los centros públicos. No así en los concertados, donde no se ha desestimado ninguna solicitud de matrícula».

Sin embargo, según la Delegación Territorial de Educación la planificación de la escolarización se ajusta a la demanda, con un esfuerzo permanente por mantener unidades, pero también con la obligación debida por parte de la administración de aplicar un criterio eficiencia con los recursos públicos. En definitiva, los recursos y las unidades, en cualquier caso, no se pierden nunca, se aplican allí donde son necesarios.

La Delegación también ha aclarado que “el criterio es el mismo tanto en la pública como en la concertada” y que “las unidades en la concertada nunca crecen si hay vacantes en la escuela pública en la misma zona, por el mismo principio de eficiencia de los recursos públicos. Y si no tienen alumnos suficientes, la concertada pierde unidades, como viene ocurriendo también en los últimos años: la bajada de natalidad afecta a todo el sistema educativo”.

Además, en la nota de prensa el organismo ha querido recordar que “las unidades aumentaron en Secundaria y Educación Especial el año pasado, y la previsión es que vuelvan a aumentar este año” teniendo en cuenta que “el proceso de escolarización aún no ha concluido, y por tanto no hay ninguna decisión definitiva, como ocurre todos los años”.