La Junta exige al Gobierno «instrucciones claras» sobre el inicio del curso

El gobierno andaluz reclama menos recomendaciones y piden que las instrucciones sean más «claras» por parte del ejecutivo

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha demandado este martes al Gobierno central que pase de las «recomendaciones» a trasladar unas «instrucciones claras» a todas las comunidades autónomas sobre el inicio del próximo curso escolar.

En rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, celebrado en esta ocasión en la Alhambra de Granada, Marín ha señalado que el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, recibió ayer un mensaje por whatsapp sobre «recomendaciones» del Gobierno central en las que se indicaba un «distanciamiento social de un metro entre alumnos y poco más».

Ha insistido en que el curso se debería iniciar en toda España con las mismas condiciones de seguridad para todos los alumnos de la educación pública y concertada, y esto exige que desde la Junta pidamos al Gobierno de España que «deje de mandar recomendaciones, sino instrucciones claras».

Según Marín, los padres viven en este momento una situación de «confusión e incertidumbre porque tenemos un Gobierno central que no asume sus responsabilidades».

Ha indicado que la Junta sí asumirá sus responsabilidades y, por ello, presentará ese plan de seguridad en las aulas para todos los alumnos.

Por su parte, el presidente la Junta, Juanma Moreno, ha anunciado que en la reunión del Consejo de Gobierno del próximo martes, el consejero de Educación presentará ese plan para el inicio del curso escolar, que se está trabajando minuciosamente con la Consejería de Salud para lograr las «máximas garantías», aunque ha querido dejar claro que el «cien por cien de seguridad no existe ni va a existir».

Moreno ha insistido en que no debe haber 17 modelos diferenciados en protocolos, normas y apertura por parte de las comunidades «porque entonces iríamos a un mal modelo de país». Ha indicado que su Gobierno ha pedido al Ejecutivo nacional un plan de contingencia para los centros educativos.

Sobre la situación de los centros en Andalucía, ha apuntado que la casuística es muy amplia y los protocolos van a tener que ser flexibles, por lo que «estamos preparando a la comunidad educativa, los directores de centros y profesores, para tomar decisiones en función de las necesidades y circunstancias de ese momento».

Ha indicado que la Junta tiene previsto incorporar más profesores, y más tecnología porque se ha visto que es una de las debilidades de nuestro sistema educativo en el conjunto de España, eso es, intentar salvar la brecha digital.