El PSOE intenta comprar la Alcaldía de Cartaya sobornando a la oposición

Ofrecen al entonces candidato popular un empleo en una empresa pública controlada por el PSOE así como ayuda para sacar adelante su empresa privada

Unas grabaciones destapan una acción corrupta del entonces candidato local socialista de Cartaya, quien quiso sobornar a candidato del PP ofreciéndole favores para que le permitiera ser alcalde del municipio onubense.

El periódico El Mundo ha adelantado la información este martes: «El PSOE trató de hacerse en 2015 con la Alcaldía de Cartaya, uno de los municipios más importantes de la provincia de Huelva, comprando presuntamente a parte de la oposición».

El soborno parte del actual concejal del PSOE Antonio Escudero, y el actual portavoz, Alexis Landero, quienes ofrecen al entonces candidato del PP, Manuel Barroso, un empleo en una empresa pública controlada por el PSOE así como ayuda para sacar adelante su empresa privada, y todo a cambio de que no fuera el Partido Popular un obstáculo para que los socialistas se hicieran con la Alcaldía de Cartaya.

Hay que recordar que en las elecciones de 2015 el PSOE ganó los comicios obteniendo 6 concejales, seguido de Independientes por Cartaya con 5 ediles, el Partido Popular con 3, Izquierda Unida con 2 y Andalucistas con 1. Los socialistas con el apoyo o abstención de los populares hubieran sumado 9 concejales de 17 totales, permitiendo la investidura de Alexis Landero.

Sin embargo, el intento de soborno se quedó en tan solo eso, en un intento, pues Manuel Barroso no aceptó y apoyó en cambio a Miguel Polo Plana, líder de Independientes por Cartaya, quien fue elegido entonces alcalde de Cartaya por mayoría y el respaldo de nueve concejales pertenecientes a las formaciones políticas ICAR, que obtuvo 5; PP, que consiguió 3; y PA, que consiguió un concejal.

Para más inri, en 2019, Manuel Barroso, del Partido Popular, logró ser elegido Alcalde de Cartaya por mayoría y con el respaldo de los nueve concejales obtenidos en las últimas elecciones municipales por las formaciones políticas ICAR (Independientes por Cartaya), que obtuvo 5; PP, que consiguió 3; y Ciudadanos, que consiguió un concejal. La jugada al partido socialista de Susana Díaz no salió como esperaban.