Cádiz mantiene la alerta amarilla por el fuerte viento de Levante

La ola de calor nos acompañará, al menos, hasta el jueves día 25 de junio

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé activar este martes día 23 de junio el aviso amarillo en el litoral de Cádiz por fuerte oleaje y fuerte viento de levante. También la costa almeriense activará el nivel amarillo por fuerte viento, en este caso del este y nordeste, mientras que las provincias de Sevilla, Córdoba y Jaén, y amarillo en Huelva, Granada y Almería activan el nivel naranja por altas temperaturas.

En Cádiz la alerta por olas causadas por viento de levante afecta a todo el litoral durante todo este martes. De hecho, ya estaba activada desde el día anterior, mientras que la de rachas de viento de hasta 80 kilómetros por horas solo en el Estrecho de Gibraltar hasta las 20:00 horas.

Según concreta en su página web, el aviso naranja afecta al discurrir del valle del Guadalquivir en Jaén, Córdoba y Sevilla, mientras que el amarillo se activa en las comarcas de la Sierra Norte de Sevilla; Andévalo, Condado y Sierra de Aracena en Huelva; la Subbética y valle de los Pedroches en Córdoba; Sierra Morena y Condado en Jaén; en la cuenca del Genil en Granada; y en el litoral del Poniente almeriense.

En todas estas zonas el aviso se activa de las 14:00 a las 20:00 horas, menos en Almería, que es desde las 12:00 horas. El nivel naranja es por temperaturas de hasta 41 grados centígrados y el amarillo por subidas hasta los 38.

En comparación con el lunes, el calor hace que el aviso naranja se amplíe al valle del Guadalquivir en Jaén, antes en amarillo, y que se active el amarillo en los Pedroches, Subbética y cuenca del Genil.

Este episodio de altas temperaturas se debe a la entrada de una masa de aire muy cálido de origen africano, que junto a las condiciones de estabilidad atmosférica y a la fuerte insolación, produce este progresivo y marcado ascenso de los termómetros que durará hasta el jueves en gran parte de la Península Ibérica y Baleares.

El servicio de Emergencias 112 recuerda a la ciudadanía que ante las altas temperaturas hay que seguir unas sencillas pautas de autoprotección que pueden disminuir considerablemente los riesgos asociados al calor, estando en primer lugar beber agua de manera frecuente aunque no haya sensación de sed y evitar las bebidas alcohólicas. Lo más adecuado es optar por comidas frescas y ligeras que puedan ayudarnos a combatir los efectos del calor, como verduras, frutas frescas, ensaladas y legumbres cocinadas en frío.

En la medida de lo posible, se aconseja no salir a la calle en las horas de más calor, dejar los paseos y el deporte para las primeras o últimas horas del día, cuando el termómetro haya bajado, y bajo ningún concepto dejar a nadie en el interior de un vehículo cerrado, tampoco a las mascotas.

Es muy aconsejable vestir prendas frescas y ligeras, de colores claros y protegerse la cabeza con una gorra o un sombrero, por ejemplo. No puede faltar la crema solar y unas gafas de sol homologadas que nos ayuden a reservar nuestros ojos.

En casa, se aconseja ventilar el inmueble a primera hora de la mañana y a última de la tarde; cuando suba el sol, cerrar bien las persianas, y siempre que sea posible, refrigerar la estancia con un ventilador o aire acondicionado. Si no se tiene de ningún aparato eléctrico, intentaremos permanecer en la habitación más fresca del hogar.

El 112 recuerda también a la ciudadanía que se debe de prestar especial atención a la población más vulnerable al calor, como las personas mayores, bebés y enfermos crónicos, a los que hay que mantener bien hidratados y en los lugares más frescos. Y siempre, ante cualquier situación de emergencia, marcar 112 y pedir ayuda.