Mamen Sánchez podría verse implicada en un delito de revelación de secreto

La Ley de Régimen Local es clara: La alcaldesa es la máxima responsable de la Policía Local

Todo apunta a que la filtración del atestado la mañana siguiente, tres días antes de su remisión al juzgado, debió salir de la cadena de mando de la Policía Local

No hay dudas. La Ley de Bases de Régimen Local establece que la máxima autoridad de la Policía Local es la alcaldesa, es decir, Mamen Sánchez. Ante la incertidumbre creada en el seno de la Policía Local de Jerez tras la filtración del atestado del incidente protagonizado por el popular Antonio Saldaña, fuentes consultadas consideran fundamental determinar quién es la máxima autoridad de la Policía Local.

Una necesidad trasladada por los agentes teniendo en cuenta que la citada filtración puede ser considerada delito de revelación de secretos según lo establecido en el artículo 417 del Código Penal, con penas de entre 2 y 4 años de prisión e inhabilitación de entre 1 a 3 años.

Parece evidente que, si el suceso se produjo el jueves 14 por la tarde, la documentación no se puso a disposición del Juzgado hasta el lunes 18 y la filtración se produjo en la mañana del 15 de mayo, el presunto autor del delito de revelación de secreto partió de la cadena de mando de la Policía Local.

Pero, ¿quién es la máxima autoridad en la Policía Local? Porque aunque pudiera parecer que la máxima autoridad es el Jefe de la Policía Local, el artículo 124.4.j  de la Ley 7/1985 de 2 de abril Reguladora de las Bases de Régimen Local establece que la Jefatura de la Policía Local corresponde al alcalde o alcaldesa y que, por tanto, tiene la máxima responsabilidad dentro de la organización.

Esta circunstancia no es un detalle menor, y menos sabiendo que se pierde el rastro de la documentación del atestado cuando éste llega al jefe de la Policía Local.

Advertisement

Si el Jefe de Policía afirma que remitió la documentación a su máxima responsable, la alcaldesa conforme a la Ley, en ella podría recaer un posible delito de revelación de secretos. Hay que recordar que el atestado fue difundido a la mañana siguiente en dos medios locales.

Alguien, sin duda, deberá aclarar si el jefe de la Policía Local custodió la documentación en todo momento o si, por el contrario, remitió el atestado a algún responsable político.