Huelva, Cádiz y Almería abrirán las playas al baño este lunes

Desde el 25 de mayo se podrá ir a la playa, sin embargo, la mayoría de los ayuntamientos pospondrán la apertura al menos hasta junio

El viernes 23 de mayo seis provincias de Andalucía conocían su pase a la fase 2 de la desescalada, que comenzará en estos territorios el lunes 25 de mayo. Málaga y Granada son las dos regiones excluidas, que tendrán que esperar una semana más, como mínimo.

Así, una de las novedades más esperadas en esta segunda fase de la desescalada es que se permite el baño en las playas. Algo que muchos añoraban y que a partir del próximo lunes se podrá disfrutar en Huelva, Cádiz y Almería.

Solo los onubenses, gaditanos y almerienses podrán bañarse, puesto que no todavía no se permite cambiar de provincias. Estas regiones llevan tiempo trabajando en la puesta a punto de las playas, que a partir del lunes recuperar la normalidad a estas alturas del calendario, donde el calor se ha convertido en protagonista.

Según recoge la normativa del Gobierno en su plan de desescalada del confinamiento por el coronavirus, en la 2º etapa del proceso de la recuperación de la normalidad, se podrá ir a la playa libremente, respetando siempre las medidas de distanciamiento social e higiene de manos.

Playas

Advertisement

La Orden también regula la actividad en playas durante la fase 2. Así, indica que el tránsito y permanencia en las playas se realizará manteniendo una distancia mínima de seguridad de, al menos, dos metros, o, en su defecto, medidas alternativas de protección física, de higiene de manos y etiqueta respiratoria. A estos efectos, los grupos deberían ser de un máximo de 15 personas, excepto en el caso de personas convivientes.

Los bañistas deberán hacer un uso responsable de la playa, tanto desde el punto de vista medioambiental como sanitario, cumpliendo para ello con las recomendaciones y normas establecidas por las autoridades sanitarias.

Asimismo, se permite la práctica de actividades deportivas, profesionales o de recreo, siempre que se puedan desarrollar individualmente y sin contacto físico, permitiendo mantener una distancia mínima de dos metros entre los participantes.

Medidas de higiene

Según la Orden, tanto en piscinas como playas, el uso y limpieza de los aseos se llevará a cabo de conformidad con lo previsto en el artículo 6.5 (reforzándose la limpieza y desinfección de los referidos aseos garantizando siempre el estado de salubridad e higiene de los mismos, y con una ocupación máxima de una persona, salvo en aquellos supuestos de personas que puedan precisar asistencia, en cuyo caso también se permitirá la utilización por su acompañante).

Asimismo, se deberá verificar que, en todo momento, estén dotados de jabón y/o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad. Y no se podrá hacer uso de las duchas de los vestuarios ni de las fuentes de agua.

También se recordará a los usuarios por medios de cartelería visible o mensajes de megafonía las normas de higiene y prevención a observar, señalando la necesidad de abandonar la instalación ante cualquier síntoma compatible con el COVID-19.

En las zonas de estancia de los usuarios, se debe establecer una distribución espacial para garantizar la distancia de seguridad de al menos dos metros entre los usuarios mediante señales en el suelo limitando los espacios.

Todos los objetos personales, como toallas, deben permanecer dentro del perímetro de seguridad de dos metros establecido, evitando contacto con el resto de los usuarios.