Cinesur no abrirá sus salas hasta finales de junio como mínimo

MK2 Cinesur ha declarado que «por ahora, las distribuidoras no están poniendo fechas para los próximos estrenos» cinematográficos

MK2 Cinesur no abrirá sus salas de proyección de El Tablero, en la capital cordobesa, ni tampoco las que tiene en Sevilla, Málaga, Cádiz, Madrid, Toledo y Badajoz, al menos hasta «la segunda quincena de junio», y solo si se dan determinadas condiciones, en el marco del acuerdo que, en tal sentido y a nivel nacional, está buscando el sector, a través de la Federación de Distribuidores Cinematográficos (Fedicine) y la Federación de Cines de España (FECE), a la que pertenece MK2 Cinesur.

Una de esas condiciones, según han precisado a Europa Press fuentes de la propietaria de los multicines El Tablero, es que «las salas de Madrid y Barcelona puedan abrir», ya que si estas dos ciudades «no están activas», en el marco de la desescalada del confinamiento por la pandemia del coronavirus, «ello supondrá un problema para las distribuidoras» de películas, que, lógicamente, para cualquier estreno cinematográfico en España no pueden prescindir de las dos mayores ciudades del país.

Esto quiere decir que, aunque la mayor parte de la nación pueda pasar este próximo lunes 25 de mayo a la Fase 2 de la desescalada y se permita la reapertura de los cines, lo cierto es que la fecha de su reactivación, según han señalado las mismas fuentes, «es incierta, porque el negocio de los cines es muy particular y nada tiene que ver con el de bares y restaurantes», por ejemplo.

Así, «los cines, para reanudar su actividad, necesitan películas para exhibir, y para ello precisan trabajar con las distribuidoras, es decir, con las propietarias de las películas, como Universal, Warner o Paramount, o las distribuidoras independientes nacionales, como Avalon, Caramel o Wanda», las cuales «quieren estrenar a nivel nacional», pues «nunca se estrena a nivel autonómico».

Lo cierto, según han precisado desde MK2 Cinesur, es que, «por ahora, las distribuidoras no están poniendo fechas para los próximos estrenos» cinematográficos, con lo que las salas se encuentran ante «un escenario de incertidumbre, porque, a pesar del avance en las fases de desescalada, los cines tienen un problema, el de que no tienen contenidos, porque no tienen películas» para proyectar.

Advertisement

Eso no implica que, a partir del lunes 25 de mayo, «no pueda haber algunos cines, de carácter independiente o familiar, que en algunas comunidades decidan abrir, aunque otra cuestión es con qué contenidos lo harán, porque los nuevos estrenos todavía no se han fijado para esas fechas, sino que muy probablemente se marquen en el calendario para finales de junio».

Ante este situación, desde MK2 Cinesur, al «tener cines en diferentes comunidades», al igual que otras empresas del sector, mantienen «conversaciones constantes», a través de FECE y Fedicine, pues están «intentando acordar cuál podría ser esa fecha en la que la exhibición nacional retomase su actividad con contenidos, y esa fecha todavía no está fijada», pues la desescalada asimétrica no lo permite aún.

Ello se debe, sobre todo, al hecho de que para las distribuidoras «es muy importante que los cines de Madrid y de Barcelona puedan iniciar su actividad, porque la recaudación, el negocio que representan estas dos ciudades en el computo nacional, supone un tanto por ciento muy alto», de modo que los cines, para reabrir, dependen «en gran medida de la decisión de las distribuidoras», que «están planeando sus grandes estrenos, como mínimo, para la segunda quincena de junio».

Reapertura “uniforme y ordenada”

Por ese motivo «todavía no hay una fecha fija de apertura, ni en Córdoba, ni en el resto de cines» de MK2 Cinesur ni de otras empresas del sector, a la vez que, con las mencionadas conversaciones a través de FECE y Fedicine, buscan la «unidad», para llevar a cabo una reapertura generalizada, «de una manera uniforme y con todas las garantías sanitarias».

Con tal fin, las citadas federaciones están trabajando con el Instituto Nacional de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (Incaa), dependiente del Ministerio de Cultura, y también con el Ministerio de Sanidad, «y se está creando un decálogo de recomendaciones sanitarias» para la reapertura de los cines.

En definitiva, las grandes cadenas de cines presentes en el país, entre ellas MK2 Cinesur, están «en conversaciones», a través de las citadas federaciones, «para tratar que la reactivación se produzca de la forma más uniforme y ordenada posible», con la intención de que pueda ser en la segunda quincena de junio, aunque eso no es seguro.