Avisan de la dificultad para atender a personas sin hogar en Córdoba

El alcalde de Córdoba ha apuntado a «las dificultades de abrir el servicio» porque «se necesitan personas que lo atiendan»

El alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), ha avisado este lunes de «las dificultades» para atender a las personas sin hogar en el Colegio Mayor Séneca de la Universidad de Córdoba (UCO) ante la falta de empleados tras haber llamado ya a más de 70 personas, todo ello ante la situación generada por la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19.

En una rueda de prensa retransmitida por redes sociales, junto al delegado de Hacienda, Salvador Fuentes (PP), Bellido ha valorado que se ha habilitado dicho colegio y que «ya están todos los contratos de servicios que se necesitan para atender» a las personas sin hogar, unas cien en la capital.

Si bien, ha apuntado a «las dificultades de abrir el servicio», porque «se necesitan personas que lo atiendan», de manera que «los procedimientos de contratación de personal siguen siendo los mismos y hay una situación que dificulta, como es el normal miedo de muchas personas a trabajar y las dificultades para desplazarse y encontrar alojamiento», ha expuesto.

Al respecto, ha comentado que «se ha llamado a más de 70 personas de las que había en bolsas de trabajo e interinidades para encontrar a las personas adecuadas que acepten trabajar en el servicio», pero «ha habido una inmensa mayoría de rechazo a trabajar», ha lamentado, para agregar que «otro problema es que algunas de las personas que quieren trabajar no encuentran alojamiento en la ciudad».

Asimismo, el primer edil ha resaltado que «por ahora todo lo que se puede hacer lo asume el Ayuntamiento, sin apoyo de ninguna otra administración», a lo que ha agregado que van a seguir realizando llamadas para encontrar personal.

También, ha aclarado que «desde la ciudad nos hemos adelantado a atender a las personas sin hogar antes de que nadie lo requiriera», a la vez que ha resaltado que «lo importante es que no se ha perdido ningún día, porque ya están listos todos los contratos de servicios, pero cuesta más trabajo poder contratar a las personas que tienen que atender».

Según ha detallado, «no hay personas en Servicios Sociales que puedan atender y hay que tirar de las bolsas de trabajo», a lo que ha añadido que «hay que cumplir con los requisitos de igualdad, mérito y capacidad, que no están en suspenso por el decreto de estado de alarma». Espera que «se abra en cuanto se pueda».

Además, ha informado de que este lunes ha habido una reunión entre todas las administraciones para «empezar a poner los mecanismos para atender otras urgencias sociales que pueden surgir, porque en estos días se han dejado de prestar algunos servicios sociales que prestaban entidades de carácter privado, como comedores sociales y reparto de alimentos».

Al hilo de ello, ha apuntado a las ayudas de emergencia social, con la liberación ya de 300.000 euros, y la puesta en marcha de un programa, con la colaboración entre administraciones, para «hacer llegar las necesidades básicas y mínimas para todas las familias de los barrios, que liderará Servicios Sociales», a la vez que «se contará con el tercer sector, que se ha ofrecido a colaborar». «No se va a dejar a nadie atrás», ha remarcado.

Material para atender a personal vulnerable

En otro orden de cosas, el alcalde ha hecho un llamamiento en el que, pese a poder hasta ahora abastecerse de material suficiente para los empleados y los servicios esenciales, «se asegure el suministro de material por parte del Gobierno a las entidades públicas y privadas que trabajan con personal vulnerable», como las empleadas de ayuda a domicilio o las residencias de ancianos.

«Hasta hoy no hay problemas de suministro», ha afirmado el regidor, quien confía en que no los habrá, aunque «el mercado está intervenido». Ante ello, «el Ayuntamiento está abasteciéndose con proveedores locales y necesitamos que no corten el suministro», ha subrayado.

En definitiva, Bellido ha declarado que «el suministro debe asegurarse por el Gobierno de la nación a los servicios esenciales», porque «el mercado está intervenido».

Como ejemplo, ha valorado que la Junta de Andalucía ha hecho llegar ya a la Diputación Provincial «una dotación de suministro de mascarillas para las empresas de ayuda a domicilio» para los municipios.