Quique San Francisco silencio UCI

El pasado 5 de febrero saltaban todas las alarmas sobre el estado de salud de Quique San Francisco. El actor llevaba ya varias semanas ingresado en el hospital por una neumonía bilateral; aunque se desconoce si la causa tiene algo que ver con el Coronavirus o si se trata de patologías previas que ya arrastraba de antes. Fue un amigo suyo el que consiguió llevarle al Clínico de Madrid; ya que él mismo no podía moverse por su propio pie debido a su dolencia y allí fue ingresado en la UCI, en la que le entubaron y donde continúa luchando por su vida. Todo se había llevado en el más riguroso silencio.

Casi un mes después de su ingreso, el actor ha roto su silencio y ha explicado cómo se encuentra después de llevar semanas ingresado. Y además sin poder ver a nadie debido a las medidas sanitarias derivadas del Covid-19. No le gustan nada los médicos y mucho menos los hospitales; pero le ha tocado vivirlo después de que sus pulmones tuvieran una gran falta de aire derivada de una neumonía que se complicaba por momentos. Aunque por suerte se está recuperando poco a poco y así lo ha transmitido él mismo.

Neumonía necrotizante complicada

Quique San Francisco ha explicado que su ingreso se debe a una «neumonía necrotizante complicada por otra cepa bacteriana» y que está deseando salir de la unidad de cuidados intensivos para recuperar su vida normal lo antes posible. «Todavía no puedo andar y el respirador siempre está a mano», ha relatado. Y es que esta infección se complicó y llegó a la sangre y se extendió hasta el riñón, por lo que su estado de salud es bastante complicado, aunque se recupera poco a poco de esta dolencia gracias al trabajo de los médicos.

El actor tiene muchas ganas de volver al trabajo ya que debido a este problema de salud se vio obligado a cancelar todas sus funciones de la obra ‘La penúltima’ y paralizar las grabaciones del falso ‘biopic’ ‘Cómo ser Enrique San Francisco’, del que también es protagonista. Ahora solo le queda tener mucha paciencia y saber esperar para poder estar en forma lo antes posible. Y aunque está desesperado por salir de ahí, tal y como él mismo ha expresado, le toca esperar a los resultados de los «últimos cultivos y pruebas para saber cómo están respondiendo mis pulmones» a ver cómo evoluciona.