Andalucía, a la vanguardia de la salud móvil en Europa

Se presenta en Ginebra el lanzamiento de un proyecto europeo en salud móvil liderado desde la comunidad andaluza

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud, mHealth es «la práctica de la medicina y la salud pública soportada por dispositivos móviles como teléfonos, dispositivos de monitorización de pacientes, asistentes digitales y otros dispositivos inalámbricos».

Teniendo en cuenta que el smartphone se ha convertido en un elemento indispensable en nuestras vidas, la posibilidad que ofrecen las nuevas tecnologías aplicadas al campo de la salud pueden ser una oportunidad para los sistemas sanitarios.

Una oportunidad en la relación profesional-paciente, en el conocimiento del paciente de su patología, en su «empoderamiento», pero también una oportunidad en el ámbito de la sostenibilidad y la eficiencia, pues las nuevas tecnologías pueden contribuir a evitar desplazamientos innecesarios del paciente a consulta, cuestión de gran importancia en las patologías en las que la cronicidad juega un papel importante.

Pero el reto de la mHealth en los sistemas sanitarios es un reto centrado en el paciente. La utilización de apps móviles contribuye a su «empoderamiento», aportándole un mayor conocimiento de su patología y convirtiéndolo en sujeto activo de su autocuidado.

Así, cuando introduce sus datos clínicos en una aplicación, puede controlarse a sí mismo, pero, además, en algunas apps, este control puede ser seguido por su profesional sanitario de referencia.

«Según la propia Organización Mundial de la Salud, el uso de tecnologías móviles en el abordaje de problemas de salud puede transformar la manera en la que se prestan los servicios sanitarios en el mundo» explica Javier Ferrero Álvarez-Rementería, responsable de Entornos Digitales y Sistemas de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA).

«Desde Andalucía hemos colaborado en publicaciones, congresos y grupos de trabajo con la Comisión Europea para compartir la experiencia e iniciativas lideradas desde Andalucía a nivel europeo, en las que somos referentes en algunas de ellas.»

Un barómetro para conocer el interés de profesionales y ciudadanos sobre las apps de salud

Partiendo de estas hipótesis y con el objetivo claro de conocer sus opiniones y actitudes en relación a la salud móvil, la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA), en colaboración con el Servicio Andaluz de Salud, realizó en 2017 una macroencuesta on line a 3.174 profesionales sanitarios y a 1.069 ciudadanos vía telefónica, además de crear dos grupos de discusión, uno con profesionales sanitarios y otro con ciudadanía usuaria de apps.

El resultado arroja una tendencia globalmente favorable a la implantación de la salud móvil en Andalucía y destaca algunas tendencias entre profesionales sanitarios y ciudadanos. Así, el 81% de los profesionales estaría dispuesto a recomendar apps a sus pacientes y 3 de cada 4 ciudadanos las utilizarían.

Eso sí, aun mostrándose convencidos del impacto positivo de las apps en la atención sanitaria, los profesionales consideran que estas apps deberían estar avaladas por personal sanitario y certificadas.

Además, existe un significativo porcentaje de profesionales que ya utilizan apps de salud en el marco de su actividad laboral (38%), a lo que se suma otro 21,9% que no las usa actualmente, pero sí lo ha hecho en el pasado.

Andalucía ha sido pionera en el campo de la salud móvil, desarrollando aplicaciones y servicios con una gran implantación, como la app Salud Responde, las aplicaciones del Observatorio para la Seguridad del Paciente o la Historia Clínica Digital en Movilidad, e impulsando al mismo tiempo iniciativas de regulación y evaluación que garantizaran la seguridad y la calidad de las aplicaciones móviles de salud que están presentes en el mercado.

En este sentido, desde 2012 nuestra comunidad cuenta con una Estrategia de calidad y Seguridad en aplicaciones móviles de salud (Calidadappsalud), un proyecto desarrollado por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA) con la finalidad de orientar el desarrollo tecnológico en el campo de la salud móvil hacia mejoras efectivas de los procesos de atención, minimizando los riesgos para la salud de la población.

En el marco de esta estrategia la ACSA elaboró y difundió la primera guía en español con recomendaciones para el diseño, uso y evaluación de apps de salud (http://www.calidadappsalud.com/recomendaciones) y lanzó el distintivo Appsa-ludable, que desde entonces ha reconocido la calidad y seguridad de 33 aplicaciones móviles que han implantado las recomendaciones de Calidadappsalud.

‘European mHealth Hub’

El reciente lanzamiento en Ginebra del European mHealth Hub, un sitio de referencia en innovación y conocimiento en salud móvil para los territorios europeos de la Organización Mundial de la Salud impulsado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) de la ONU y liderado por la ACSA es la consolidación de una trayectoria pionera del SSPA en salud móvil.

«Con el objetivo de superar las barreras existentes para la adopción a gran escala de las tecnologías móviles de salud, la propia Comisión Europea ha lanzado una iniciativa para que exista un Hub o nodo de referencia en Salud móvil para los 53 países de la región europea de la OMS» sigue Javier Ferrero.

«Para Andalucía representa un posicionamiento estratégico de liderazgo en Salud móvil para un territorio más extenso que la Unión Europea, y una oportunidad única de colaborar codo con codo con la OMS y la ITU, liderando un consorcio de 20 socios distribuidos en 12 países.»

Poner en funcionamiento un hub de innovación sobre salud móvil para integrarlo en los sistemas nacionales de salud en Europa, servir como punto focal para el conocimiento sobre salud móvil en la región europea de la OMS, ayudar a los países a implementar estrategias de salud móvil, actuar como facilitador de innovación en materia de salud móvil y como acelerador para el Mercado Único Digital de la UE, producir herramientas de conocimiento para los sistemas sanitarios y servicios sobre ENC y proporcionar un código ético para datos sobre salud móvil son algunas de las líneas de trabajo para los próximos años.

Un reto importante para Andalucía que posicionará a nuestra comunidad a la vanguardia en la salud móvil.

Futuro de la mHealth en Andalucía

Por otro lado, la Junta sigue impulsando su estrategia de salud móvil en Andalucía promoviendo el desarrollo de un ecosistema corporativo de aplicaciones seguras y certificadas, que interaccionan con la historia clínica electrónica, y que están destinadas tanto a los ciudadanos como a los profesionales del sistema sanitario.

Las primeras aplicaciones que verán la luz en el marco de este sistema facilitarán el acceso del paciente a su información clínica (Clicsalud+) y la gestión de citas para consultas sanitarias (Citas Andalucía), vacunas (Vacunas), donación de sangre (Dona Sangre) y tratamiento farmacológico (miPrescripción).

Además, se están llevando a cabo proyectos de digitalización de procesos asistenciales que, gracias al soporte de la tecnología móvil, permiten optimizar los resultados y mejorar la seguridad de la atención sanitaria.

Es el caso de la app mListable, un sistema colaborativo que mejora el control y la seguridad en el proceso perioperatorio de cirugía mayor ambulatoria.

A través del móvil este sistema pone en comunicación el paciente y el centro sanitario, permitiendo al pacientes conocer más sobre su proceso asistencial y obtener información y recomendaciones desde el momento del diagnóstico hasta el alta; y a los profesionales que lo atienden, monitorizar diferentes parámetros psico-emocionales y verificar el cumplimiento de las pautas indicadas a través de un listado de verificación personalizado e interactivo, que atiende a las características de calidad del proceso asistencial en el que se enmarca.