El PSOE propone un reglamento de mesas de trabajo para garantizar la pluralidad y transparencia

Victoria Rodríguez: “Es necesario desarrollar un articulado a través del cual se determine la organización, composición y desarrollo de las distintas mesas de trabajo organizadas desde el Ayuntamiento”.

El grupo municipal socialista ha propuesto al próximo Pleno que se elabore un reglamento municipal de mesas de trabajo para garantizar la absoluta pluralidad y transparencia en las mismas. “Es necesario crear un articulado a través del cual se determine la organización, composición y desarrollo de estos espacios organizados desde el Ayuntamiento”, explica la concejal socialista, Victoria Rodríguez.

“La participación ciudadana en la toma de decisiones no solo consiste en poner en marcha mesas de trabajo, sino que éstas deben regularse para que sean, verdaderamente, un derecho de la ciudadanía. Así conseguimos plena garantía en la creación y funcionamiento de las mismas y logramos una participación real y efectiva de todos, evitando visiones sesgadas”, asegura Victoria Rodríguez.

De este modo, el PSOE quiere que se asegure el buen desarrollo de estos espacios de trabajo, así como de los proyectos que se decida poner en marcha desde ellos. “Hay que establecer los objetivos de cada uno de estos grupos en los que se presentan propuestas, se evalúan, se coordinan y se toman decisiones sobre los temas de debate”, asegura Victoria Rodríguez.

La moción incluye que se determine un sistema de organización en el que se decida la forma en que se designarán a los organizadores y moderadores, así como la manera en que se conformarán estas mesas de trabajo. “Otro de los puntos que se debe tener en cuenta es el sistema de convocatoria para que se garantice la participación y para que haya una representación plural de la ciudadanía, de los distintos grupos políticos, de asociaciones, entidades y organizaciones vinculadas al tema que se esté tratando”, expone la concejal socialista.

“El reglamento debe contener también las funciones concretas que tendrá el moderador. Tareas tales como convocar y dirigir las reuniones indicando la agenda a tratar, registrar las propuestas y los acuerdos en un acta, o coordinar la puesta en marcha de las iniciativas a través de un plan de trabajo y un cronograma”, explica Victoria Rodríguez.

La iniciativa socialista también prevé que se incluyan las competencias de los miembros, como el derecho a voz y voto, su capacidad para presentar proyectos y mociones, o el traslado de la opinión de las organizaciones a las que representen.

“Por otra parte, hay que establecer un sistema de acuerdos para validar los proyectos que se presenten. Proponemos, por ejemplo, que el quorum sea de la mitad más uno de los miembros acreditados, que las decisiones se tomen por consenso y que, para las resoluciones que involucren a sectores o gobiernos regionales o locales, deban estar presenten los representantes de los mismos”, asegura la concejal socialista.

Por último la propuesta pide que se contemple un sistema para garantizar la transparencia y difusión, como puede ser la publicación de las actas de las reuniones, de manera oficial, en el portal de transparencia.

]]>