Becky G es una de las artistas del momento. La artista, de 23 años, es una de las voces más reconocidas en todo el mundo gracias a algunos éxitos como ‘Mayores’ que desde su lanzamiento en 2017 ha superado los 1.919 millones de reproducciones en plataformas como YouTube.

Sin embargo, muchos no conocerán algunos datos curiosos sobre la cantante estadounidense. Su nombre real es Rebbeca Marie Gómez y nació el 2 de marzo de 1997 en Inglewood (California). Pese a su salto al estrellato internacional, la infancia de Becky G no fue nada sencilla. De hecho, graves problemas económicos la obligaron a abandonar la casa donde residía con sus padres y llegaron a instalarse en el garaje donde vivían sus abuelos.

Papel en el cine

Desde entonces, la carrera de Becky G ha ido superando etapas hasta convertirse en la artista que conocemos a día de hoy. Eso sí, todo hay que decirlo, y es que Rebbeca desarrolló antes de la música una efímera carrera en el mundo cinematográfico hasta el punto de que llegó a participar en la película Power Rangers, donde interpretó al personaje de ficción de color amarillo.

Durante todos estos años, la joven cantante ha evolucionado a velocidad de vértigo. Y no solo en su faceta artística, sino también en la personal. Y es que seguramente nadie podría imaginar el tremebundo cambio que Becky G ha experimentado con el paso de los años. Su apariencia de hace unos años poco o nada tiene que ver con la que presenta hoy en día. Todo a ello tras desarrollar un profundo cambio en su estilo de vida, vestimenta, maquillaje y hasta género musical.

Y precisamente fue en su género musical donde comenzó este cambio radical porque antes de aventurarse con el reggaetón Becky G hizo sus primeras canciones en inglés dentro del género pop.

El paso de Becky G por el quirófano

Viendo que su éxito musical iba conseguía poco a poco un notable ascenso, Becky G decidió entonces que a ello debía unirse también un cambio radical en su forma física. Las imágenes hablan por sí solas. La artista se cortó el pelo, arregló su nariz y se sometió a una cirugía dental. Además, comenzó a vestir de forma más provocativa con el fin de aumentar en número de seguidores creando una línea rompedora hasta ahora nunca antes vista. De hecho, la propia Becky G es una reconocida apasionada del mundo de la moda y su pasión por la ropa podrían llevarla a emprender una nueva aventura en este mundo creando su propia línea de moda. Aunque para conocer un poco más sobre este tema parece que todavía deberemos esperar algún tiempo.

Becky G cirugía

La imagen actual de Becky G refleja una radiante sonrisa blanquecina, un rostro fino y cuidado, una nariz respingona y una piel suave y sedosa. Todo ello lo ha trasladado también a sus redes sociales. En sus perfiles oficiales aprovecha su actual imagen para subir contenidos de manera continua para mantener informados al instante a sus seguidores. En Instagram cuenta con más de 25 millones de seguidores, mientras que en Twitter supera los 13,4 millones.

Pese a ello, hay que reconocer que este es un paso por el que también pasan miles de artistas de cualquier ámbito, quienes buscan que su imagen se asocie lo más pronto posible a un éxito de escala internacional. A este lavado de imagen se le sumó pronto el desembarco en un nuevo género musical como es el reggaetón que consolidó ya a Becky G como artista.