El Xerez Club Deportivo de Baloncesto salió derrotado en su visita al CB San Fernando por 90 a 77. De nada sirvió que Uchechi Ogbonna fuera el jugador más valorado del partido, gracias a sus 26 puntos y buenos porcentajes de tiro, ni que Victor Nickerson volviera a conseguir un doble-doble con 17 puntos y 11 rebotes.

El árbitro principal no permitió a Javier Rodríguez actuar como entrenador pese a que se le mostró la documentación que acredita que la licencia había sido diligenciada por la Federación Española de Baloncesto. Esta decisión afectó gravemente al resultado del juego ya que el árbitro principal no permitía al entrenador ni levantarse de la silla, ni dirigirse a los jugadores ni pedir tiempo muerto alguno.

De esta manera, el banquillo xerecista recibió varias faltas técnicas que por normativa acumula el primer entrenador y al no existir esa figura a juicio del cuerpo arbitral el árbitro “pito las que quiso e, incluso una a la grada, que se pita cuando se insulta al árbitro y su integridad se pone en peligro. Resulta cuanto menos curioso que se pite una técnica a la grada cuando el partido se disputa a puerta cerrada, hecho que el propio árbitro no hace constar en el acta, ni explica la razón de esta decisión tan singular cuando ninguno de los miembros de la Junta Directiva del Club hemos viajado a San Fernando”, ha denunciado Antonia Beltrán, presidenta de la entidad xerecista.

El Xerez ha solicitado la anulación del partido

Ante esta situación el club ha solicitado a la finalización del partido anular el mismo tras firmar bajo protesta la que considera irregular acta “tras no haber permitido el cuerpo arbitral, R. González Morán C. Íñiguez Villalón y sus auxiliares de mesa, actuar como entrenador a D. José Javier Rodríguez Martínez, con licencia diligenciada (…) anotándolo en el acta como delegado de equipo”, según el escrito presentado ante la Federación Española de Baloncesto.

Antonia Beltrán ha señalado “que aquí no se trata de que decisiones arbitrales sobre el juego perjudiquen al equipo como ocurrió ante el Betis, aquí puede tratarse de una actitud negligente porque el cuerpo arbitral ha podido incumplir la normativa”.

El reglamento de competición no respalda esta actuación arbitral y señala en el artículo 151 cómo proceder: “Antes de comenzar el encuentro, el árbitro principal comprobará la identidad de las personas inscritas en el acta, mediante el examen de las correspondientes licencias y requerirá a los que no la presenten o cuya identidad tenga alguna duda, para que firmen el dorso del acto oficial y presenten su Documento Nacional de Identidad, pasaporte o Permiso de Conducción del Reino de España con el que acredite su identidad”.

“O sea que el árbitro debió dejar ejercer a Javi Rodríguez su función de entrenador y anotar la incidencia en el acta de manera que el Comité Nacional de Competición o el que corresponda pueda tomar una decisión a posteriori”, ha sentenciado Beltrán.

Desarrollo del partido

En cuanto al desarrollo del partido Javier Rodríguez ha señalado que “en el primer cuarto el equipo ofreció la imagen que estábamos buscando aunque yo no pudiera intervenir en el encuentro. El problema llega en el segundo cuarto cuando San Fernando cambia su defensa ante Nickerson con dureza y con un ajuste de tres contra uno. Ahí yo ni podía dar instrucciones ni pedir tiempo muerto”. El entrenador xerecista o delegado de equipo, a juicio del árbitro, reconoce que el juego interior del San Fernando “nos hizo daño pero no podía trasladar las instrucciones pertinentes a mis jugadores”.

De hecho, tras el descanso el partido fue otro, marcado por el intercambio de canastas y la igualdad en los resultados parciales, 24-25 y 24-22 en el tercer y último cuarto en el marcador.

En el último cuarto el Xerez Club Deportivo de Baloncesto se acercó a tres puntos del CB San Fernando a falta de 7.25 para el final, 68 a 65, y tras cuatro puntos consecutivos de Nico Maffei. Pero, dos técnicas seguidas a Javier Rodríguez frenaron en seco la remontada xerecista, permitiendo que el equipo local se terminara llevando el marcador parcial del cuarto 24-22 para un marcador final de 90 a 77.

El próximo fin de semana, afrontará el Xerez Club Deportivo un durísimo partido ya que al golpe emocional que ha supuesto esta injusta situación se suma que visita el Ruiz Mateos uno de los equipos más fuertes de la competición que ha disputado cinco partidos y solo ha perdido ante el líder del grupo, el Sagrado Corazón.