La Real Sociedad, líder del campeonato de Primera División, salió fortalecida del Ramón de Carranza tras lograr una exigua victoria ante el Cádiz CF gracias al solitario tanto de Isak, realizado en la segunda parte del partido.

Los amarillos, que acabaron volcados, no tuvieron la oportunidad de nivelar el marcador para forzar un reparto de puntos.

La Real Sociedad controlaba la pelota desde el inicio

Lo primeros minutos del partido transcurrieron sin acciones reseñables para ninguno de los dos equipos, aunque bien es cierto que la Real Sociedad se había hecho con el control de la pelota desde el primer instante y poco a poco iba dejando claro lo que quería hacer con ella.

Los vascos procuraban acabar jugada y los cadistas esperaban

La consigna del equipo de Imanol Alguacil era muy clara: buscar la portería contraria. Así tanto Isak como Oyarzábal realizaron sendos disparos lejanos que no llegaron a poner en apuros a Ledesma, pero recalcaban el planteamiento visitante.

Merino encadenó dos enormes ocasiones

Con el paso de los minutos la Real Sociedad ganó en profundidad y empezó a prodigarse por el área cadista e incluso llegó a encadenar dos ocasiones consecutivas muy claras. Y en ambas el mismo protagonista: Merino.

La primera fue en una entrada por la derecha de Januzaj, que remató Merino con todo a favor pero el balón golpeó en un defensor cadista a córner. Una vez sacado el mismo, el propio Merino cabeceó cruzado fuera cuando parecía que iba a ser gol.

Conan evitó el gol de Oyarzabal con una enorme mano…

En la segunda mitad el partido parecía que iba por los mismos derroteros, pero también era cierto que los cambios realizados por Cervera le habían dado más frescura al equipo. Tanto Alejo como Akapo le dieron más profundidad por la banda derecha, pero la Real pegó un serio aviso con un zurdazo dentro del área de Oyarzábal que sacó con una mano espectacular el meta cadista.

Pero no pudo evitar el gol de Isak

Donde no pudo hacer nada Ledesma fue en el remate de cabeza de Isak, que peinó a gol un centro desde la derecha a pierna cambiada de Januzaj. El delantero de la Real, que había avisado con un gol en fuera de juego, no erró en la siguiente clara que tuvo.

Los amarillos buscaron la igualada sin premio

Una vez logrado lo que buscaba, la Real Sociedad levantó el pié del acelerador para procurar contemporizar el juego y exponerse lo mínimo para conservar la exigua ventaja y precisamente fue en esos momentos cuando los cadistas se vieron obligados a ir a por todas.

Álvaro Giménez tuvo un peligroso disparo desde la frontal y después un preciso centro de Alejo desde la derecha no encontró rematador por muy poco. También lo intentó Alberto Perea de falta directa, pero su golpeo se marchó alto.