El Gobierno y las comunidades autónomas han acordado mantener los protocolos de las universidades basados en el documento de recomendaciones a la comunidad universitaria para adaptar el curso 2020-2021 a una presencialidad adaptada.  Dicho documento incluye medidas de actuación de las universidades ante un caso sospechoso o uno positivo de Covid-19.

El escrito fue elaborado el pasado 10 de junio por el Ministerio de Universidades junto al de Sanidad.

Así lo han acordado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, el ministro de Universidades, Manuel Castells; y los consejeros autonómicos con competencias en ambas materias. El encuentro se celebró el miércoles 22 de octubre por la tarde. El objetivo de este encuentro era tratar, entre otros temas, la seguridad en las aulas, el funcionamiento de los protocolos o los brotes en las residencias y colegios mayores.

No cumplir las medidas de seguridad

El número de contagios en el ámbito universitario se ha disparado en las últimas semanas debido a la celebración de fiestas en las que no se cumplían las medidas de seguridad. Dichos encuentros se han celebrado en residencias de estudiantes y colegios mayores.  A todo esto hay que sumarle el incumplimiento de dichas medidas por parte de jóvenes universitarios en zonas de ocio nocturno.

Dado el gran número de contagios reportados, varios campus se vieron obligados a cesar su actividad presencial. Este es el caso de la Universitat Politècnica de València (UPV) y la Universidad de Granada (UGR). Ambas tuvieron que volver a las clases online.

Pese a ello, los ministros y los consejeros autonómicos han coincidido en que tanto los protocolos de las universidades como el protocolo elaborado por Sanidad y Universidades el pasado 10 de junio, funcionan. Fuentes cercanas a la reunión aseguran que ha habido unanimidad en este sentido, tanto por parte de los consejeros como por ambos ministros.

«El conjunto de las comunidades autónomas han coincidido en que, según las informaciones de los rectores universitarios y de los estudiantes universitarios, las aulas son seguras. Hay una proporción mínima de contagios en el recinto universitario propiamente dicho». Así ha subrayado en declaraciones a los medios el ministro de Universidades.

Residencias de estudiantes y colegios mayores

En cualquier caso, Castells reconoce que, en lugares ajenos a la enseñanza universitaria; como colegios mayores, residencias u otros lugares de reunión social, ha habido «algunos incidentes». Aún así, «muestran que se han controlado y que los protocolos de seguridad sanitaria y mantenimiento de la actividad educativa, que el Ministerio de Sanidad y de Universidades publicaron conjuntamente el 10 junio, están funcionando».

Por tanto, «las aulas son seguras», ha enfatizado. Y en la misma línea se ha manifestado Illa: «Estamos pudiendo constatar que los protocolos en las universidades están funcionando».

Durante la reunión también se ha abordado el tema de las residencias de estudiantes y colegios mayores. Estos suponen «uno de los puntos señalados por las diferentes administraciones en el que poner la atención en estas semanas de especial interés epidemiológico», según destacan ambos Ministerios.

No criminalizar a universitarios

Por último, en la reunión también se ha puesto el foco, por parte de los responsables de universidades y sanidad asistentes; en la necesidad de promover a través de campañas de concienciación formas de ocio seguro al tiempo que se eviten dinámicas de criminalización de la juventud universitaria.

Castells también ha recordado cómo en algunas regiones las universidades han tenido que cerrar algunas facultades «por imposición administrativa» cuando, en cambio, no se han cerrado los bares que había alrededor.