El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha pedido a la población «no engañarse» con la situación de la incidencia del coronavirus en España porque vienen semanas «muy duras» ya que hay «transmisión comunitaria» en varias zonas de España.

En una rueda de prensa junto a la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, y al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, Salvador Illa ha vuelto a recordar que tanto España como Europa están inmersas en una «segunda ola» de contagios del Covid-19.

Este jueves 22 de octubre se han registrado 20.986 casos de Covid-19, de los que 7.953 los han diagnosticado en las últimas 24 horas, en comparación con los 6.114 registrados el miércoles, elevándose la cifra global de personas infectadas por coronavirus a las 1.026.281.

«Los datos que hemos dado a conocer siguen reafirmándonos en que la situación es de muchísima preocupación, porque están incrementando diariamente los casos de contagio. Afrontamos semanas muy duras, no nos engañemos, y esto va a seguir siendo así porque la segunda ola ya no es una amenaza, sino que es una realidad», ha señalado el ministro de Sanidad.

Intentar doblegar la curva

Por ello, Salvador Illa ha pedido a la población estar «en alerta y en guardia» para doblegar la curva de contagio, la cual «se puede doblar». Además, el ministro ha asegurado que esta preocupación la comparten también los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas, como así se lo han hecho saber en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), celebrado este miércoles y en el que se ha aprobado el documento de ‘Actuaciones de respuesta coordinada para hacer frente a la pandemia por Covid-19‘, por el cual se establecen cuatro niveles de alerta con medidas de actuación frente al coronavirus.

Del mismo modo se ha pronunciado Simón, quien ha destacado que España es no de los seis países del mundo que ha superado ya el millón de contagios de coronavirus. «España se sitúa en los 348 casos por 100.000 habitantes, lo que es una incidencia muy por encima de los objetivos de mayor riesgo que estábamos marcando en todos los protocolos, tanto a nivel europeo como nacional», ha explicado Simón.

Por tanto, ha advertido de que todo hace prever que la tendencia de contagios va a seguir en aumento en los próximos días, comentando que la tasa de positividad se sitúa en el 12,2 por ciento, cuatro veces superior a los umbrales que marca la Unión Europea.

Acuerdo entre Sanidad y comunidades

Para evaluar el riesgo, Sanidad plantea ocho indicadores principales y cuatro niveles de riesgo, divididos en dos bloques. En el primero se evalúa el nivel de transmisión del virus a través de la incidencia acumulada en 14 y 7 días acumulada por 100.000 habitantes; la incidencia acumulada en 14 y 7 días de personas de más de 65 años por 100.000 habitantes; el porcentaje de positividad de las pruebas diagnósticas; y el porcentaje de casos con trazabilidad. En el segundo bloque, se mide la ocupación de camas en hospitales y en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Para cada uno de ellos hay asignados cuatro niveles de riesgo, considerando el de mayor riesgo, o situación extrema, aquel con incidencias superiores a 250 casos por 100.000 habitantes en 14 días, o 125 casos en una semana. Sin embargo, este umbral se reduce a 75 casos por cada 100.000 habitantes en una semana (y a 150 en 14 días) cuando los pacientes sean mayores de 65 años.

En este escenario extremo, la tasa de positividad de las pruebas de diagnóstico se tendría que situar en el 15 por ciento y el porcentaje de casos con trazabilidad en el 30 por ciento. Además, se establece que la ocupación de camas hospitalarias se sitúe en el 15 por ciento y de UCI en el 25 por ciento.