El primer autobús público sin conductor de España ha sufrido un pequeño percance cuando apenas llevaba dos horas circulando por las calles del campus de la Universidad Autónoma de Madrid. En el día de su presentación a la prensa, el vehículo, que no pasa de los 20 kilómetros por hora, ha frenado, y la conductora del coche que iba detrás no ha podido frenar a tiempo para evitar el impacto por alcance contra él.

Todo ha quedado en un susto. «Ni la conductora del coche ni nadie del autobús han resultado lastimados. Y solo una pequeña muesca en el parachoques trasero del autobús ha quedado del pequeño percance», han explicado fuentes del Consorcio Regional de Transportes. Tras comprobar el asistente a la conducción que viajaba en el autobús que no había lesionados y que el vehículo estaba bien, el autobús ha seguido prestando servicio sin más contratiempos.

Asistente a la conducción

Es 100% eléctrico y circula a 20 kilómetros por hora, por el momento con un asistente a la conducción, pero con la previsión de que en unos meses pueda recorrer de manera totalmente autónoma los 3,7 kilómetros del itinerario circular que une la estación de Cercanías de Cantoblanco con distintas instalaciones del campus.

Durante los meses de enero y febrero, este modelo de autobús sin conductor, el EZ10, funcionó a modo de prueba en España en el campus universitario, donde la velocidad está limitada a 30 km/h.

Aunque el fin último del proyecto es la investigación de esta nueva forma de movilidad, las 12 plazas del autobús sin conductor, reducidas a siete por la limitación de aforos debido a la pandemia, están disponibles de 7.45 de la mañana a cuatro de la tarde. No obstante, la lluvia de este martes en Madrid y el hecho de que las clases sean semipresenciales han hecho que el estreno del autobús se haya hecho con un campus bastante vacío de alumnos.

Autobuses sin conductor

Hace tiempo que se habla sobre vehículos autónomos en España como una de las opciones para revolucionar el transporte público. La Comunidad de Madrid anunció recientemente que iba a hacer realidad esta propuesta. Será la primera comunidad en integrar en su red actual de transporte este servicio dentro de un sistema consorcial en España.

El vehículo circulará de forma regular dentro del campus de la Universidad Autónoma de Madrid. Se trata de una iniciativa piloto en la que participan, además del Consorcio Regional de Transportes de Madrid y la UAM; la Dirección General de Tráfico (DGT) y la compañía de transportes Alsa.

Servicio similar en Málaga

Ahora, también en España, Málaga ha anunciado un servicio similar que se iniciaría en los próximos meses y que conectará el puerto marítimo y el centro de la ciudad. Así lo informaba recientemente Valentín Alonso, director general de Avanza, el primer operador privado de transporte público por carretera.

La iniciativa, que recibe el nombre de AutoMost y en el que el grupo lleva trabajando tres años, está financiada por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI). El autobús, fabricado por Irizar y que circulará por las vías habituales y no por un carril específico, tiene una longitud de 12 metros y capacidad para trasportar hasta 60 personas. El grupo Avanza dirige este proyecto junto a 11 socios entre los que se encuentra también Datik, Etralux, Ingeniería Insitu, Novadays, Masermic, Tecnalia, la Universidad Politécnica de Madrid, Insia, Ceit-IK4 y la Universidad de Vigo.

El director general de Avanza ha reconocido también el impacto que las líneas de Alta Velocidad tienen en las rutas de transporte en autobús que cubren un recorrido similar. Y ha indicado que la ruta entre Madrid y Valencia ha perdido hasta el 60 % de los viajeros.

Sin embargo, Alonso ha declarado que Avanza está abierta a incorporar sus servicios a cualquier plataforma de transporte de viajeros, ya se sea Renfe o cualquier otra. Ha incidido en que “el AVE no es el enemigo, sino la falta de planificación”. La compañía aboga por un nuevo plan de todos los sistemas de transporte; así como por la intermodalidad con el uso de las nuevas tecnologías para afrontar los actuales retos de la movilidad.