El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anticipado que se aproximan semanas «muy duras» en la lucha contra el coronavirus. Además, ha alertado de la llegada del invierno que, por sus características, llevará a España y a Europa a un «periodo complicado«.

En una entrevista en Onda Cero, Illa ha reconocido que la situación es «muy preocupante» e «inestable» en muchos territorios de España por el Covid-19. El «horizonte» de la situación actual se prolongará hasta, al menos, dentro de «cinco o seis meses», cuando la vacuna haya sido distribuida a un número razonable de ciudadanos.

«Esto no es pasar el mes de noviembre. Es un horizonte de, si va todo bien, de este calibre. De la primavera del año que viene, y habrá que ir con cuidado, aprender a convivir con el virus sabiendo que el invierno es más peligroso que el verano«, ha señalado el ministro.

Respecto a la situación actual de la Comunidad de Madrid, ha explicado que el Gobierno de Ayuso está preparando un «conjunto de medidas». Serán anunciadas en breve.

En este contexto, Illa ha explicado que su departamento ha ofrecido a la comunidad su «apoyo y asesoramiento» para dar continuidad a las medidas restrictivas contra el Coronavirus.

Propuestas sobre el toque de queda

«La incidencia del Coronavirus continúa alrededor de 430 por 100.000 habitantes, muy por encima de lo aceptable. Hay que seguir trabajando y no se puede bajar la guardia. Es un diagnóstico compartido, y me consta que se está trabajando», ha añadido.

En cuanto a la posibilidad de decretar el toque de queda, el ministro de Sanidad ha recordado que esta medida ya se está aplicando «en otras partes de Europa». Así, ha desvelado que esta «posibilidad» ya se planteó en una de las Comisiones  celebradas hasta la fecha.

Con todo, Illa ha dejado claro que acudirá a «escuchar» la opinión de las comunidades autónomas. «Soy muy partidario de escuchar y ver qué posición tienen para coordinarnos con cada Gobierno», ha afirmado.

Asimismo, el ministro espera que en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aborde un documento que contenga una serie de propuestas con varios escenarios de actuación. Con esto se fijará «un marco» en el que las comunidades autónomas puedan moverse.

Eso sí, Illa ha señalado que este listado «no es automático». En cualquier caso, tendrá que haber «un trabajo de interpretación y de actuación de cada CCAA con el apoyo del Ministerio». «Da un margen de flexibilidad», ha zanjado.