Ex-Gobiernos de la Junta informaron de un millón de vacunados de la Gripe falsos

La Administración autonómica alteró entre 2012 y 2018 los datos oficiales remitidos al Ministerio de Sanidad, inflando entre un 9 y un 15% la tasa de cobertura

Elías Bendodo, consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, ha denunciado que los gobiernos del PSOE de Griñán y Susana habrían comunicado al Ministerio de Sanidad que más de un millón de personas habían sido vacunados contra la gripe cuando realmente no lo habían sido.

Así lo ha afirmado el consejero tras acabar la reunión del Consejo de Gobierno. Susana Díaz habría falseado según un informe desvelado por la Consejería de Salud el número de personas a las que se habrían vacunado, es decir, pacientes que no habrían recibido ninguna dosis.

Se trataría de un inflamiento de atenciones en este sentido a los grupos de riesgo, entre los que se encuentran los mayores de 65 años, las mujeres embarazadas y el personal sanitario, manipulando las estadísticas remitidas al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para aparentar una tasa de cobertura mayor que la alcanzada realmente entre la población de riesgo.

Según Bendodo, se habrían dado cuenta del fraude al preparar la campaña de vacunación contra la gripe que empieza esta próxima semana. Asegura que se ha mentido a los andaluces, pidiendo explicaciones a cuatro consejeros socialistas que han ocupado el cargo en las legislaturas donde se han falseado los datos, como María Jesús Montero, Aquilino Alonso, Sánchez Rubio y Marina Álvarez.

Las cifras han sido manipuladas según la Junta de Andalucía hasta hace unos meses que los socialistas permanecían en el Gobierno. El equipo de Susana Díaz informó ante la prensa y el Ministerio de Sanidad que en el invierno del 2017 al 2018 las mujeres embarazadas habían sido vacunadas casi un 8% más de los datos reales, un 11% más de personas mayores de 65 años.

A la vista del informe, el nuevo Gobierno de Andalucía ha dado orden expresa de poner fin a esta práctica y va a reforzar la próxima campaña de vacunación con el objetivo de alcanzar una tasa de cobertura real y efectiva entre la población más vulnerable por encima de la media nacional.