La Guardia Civil ha detenido a dos personas como presuntas autoras del robo de un caballo de carreras, valorado en 50.000 euros. El caballo ya ha sido recuperado. El equino había sido sustraído de las cuadras de la finca de una conocida yegüada. Todo ello en el municipio sevillano de Utrera. Los ladrones, supuestamente, querían cobrarse una deuda estimada en 200 euros por un trabajo que no le habían abonado a uno de los detenidos.

En un comunicado, el instituto armado indica que, al parecer, dos personas que conocían las instalaciones, se han introducido en un van acondicionado con un valioso ejemplar, que se han llevado. Tras percatarse de lo sucedido, uno de los responsables de la finca ha puesto los hechos en conocimiento de la Guardia Civil.

En este marco, la Guardia Civil de Utrera ha creado un dispositivo compuesto por 20 agentes y «se ha logrado localizar rápidamente a los dos supuestos autores».

Una vez en dependencias policiales, se averiguó que estas personas intentaban de esta manera cobrar 200 euros que supuestamente le adeudaban los dueños del animal a uno de ellos por un trabajo que les había realizado.

«Parece ser que previamente les había amenazado. Les amenazó diciéndoles que ‘como nadie me haga el ingreso mañana lo cobro a mi manera'», afirma. Ante las evidencias, la Guardia Civil procedió a detener a estas dos personas como presuntas autoras de un delito de hurto.

El caballo sustraído es un espécimen de competición valorado en 50.000 euros. Una vez recuperado y comprobado que se encuentra en buen estado, se ha restituido a sus dueños.