El conductor de un vehículo que se dio a la fuga tras ser reclamado por agentes de la Policía Nacional y embistió a un coche patrulla, ha sido detenido este lunes en la localidad malagueña de Antequera. El infractor, un hombre de 43 años, de nacionalidad española, estaba en busca y captura. Además del incidente con la Policía Nacional se le acusa de otro delito por amenazas graves con arma blanca.

Así lo ha confirmado la Comisaría provincial de Málaga en una nota de prensa. Asimismo, ha indicado que la persecución se desarrolló el lunes 21 de septiembre a las 16:30 horas. Entonces, uno de los agentes de una dotación policial observó al conductor de un vehículo que solo unas horas antes había sido denunciado por un conocido, que le acusaba de haberlo amenazado de muerte con un cuchillo en un camping de Antequera.

Una vez dado el alto al sospechoso por parte de la Policía Nacional, emprendió la huida. El conductor, que iba a ser identificado por los agentes, aceleró la marcha, haciendo caso omiso a las indicaciones de la Policía Nacional. Para ello incluso, se realizaron señales acústicas y luminosas por parte de la patrulla. Una vez emprendida la huida, comenzó así una persecución por las calles de la localidad malagueña.

Persecución por las calles de Antequera 

Durante la persecución, el conductor dado a la fuga habría maniobrado de modo temerario por las calles de Antequera. El conductor no respetó las señales de tráfico que encontraba a su paso y puso en peligro a otros conductores y viandantes.

Tras varios metros circulando de forma imprudente y con claro desprecio hacia la integridad de los usuarios de la vía, a la altura de la zona de Capuchinos, el sospechoso realizó un giro brusco que hizo que tuvieran que detener la marcha otros vehículos. Tras aquella maniobra, emprendió acto seguido la marcha atrás y terminó embistiendo una patrulla que trataba de obstaculizarle el paso.

Con el apoyo de otras dotaciones, entre ellas un coche sin distintivos policiales, lograron cercar al vehículo del sospechoso, que finalmente fue detenido en el interior del coche no sin antes propinar varias patadas a los funcionarios. Tras el incidente dos agentes necesitaron asistencia médica.

El conductor del vehículo resultó detenido por su presunta responsabilidad en los delitos de amenazas graves, contra la seguridad vial y atentado a agentes de la autoridad. Dentro del coche del arrestado, que cuenta con antecedentes por delitos contra el patrimonio, los agentes intervinieron herramientas; tres teléfonos; y una tableta, entre otros efectos, para realizar las correspondientes indagaciones y constatar si proceden o no de algún ilícito penal.

Los narcos siembran el pánico

Hay que recordar que recientemente, un coche de la Guardia Civil fue embestido en la noche de este viernes 21 de febrero en la localidad gaditana de Chipiona. A pesar del fuerte impacto, los agentes que se encontraban en el interior del vehículo están en buen estado.

El vehículo de la Guardia Civil se encontraba realizando una operación contra el narcotráfico, donde vigilaban a un todoterreno sospechoso.

Asimismo, un inspector de la Policía Nacional resultaba herido grave con fracturas abiertas  en un brazo y una pierna. El incidente se produjo en la localidad de AlgecirasCádiz, durante la intervención de un alijo de droga.

El vehículo ha embestido al coche Z del Coordinador de Servicios de la Policía Nacional. Con el impacto provocó que el coche patrulla volcara, resultando herido de gravedad el inspector de policía. Además, resulta con heridas de consideración un agente en prácticas que lo acompañaba.

Rápidamente los servicios sanitarios atendieron in situ al inspector y lo trasladaron en helicóptero al Hospital Punta de Europa.