La «tragedia y drama» de ‘Las niñas’ llega a Málaga

La película ‘Las niñas’ llega al Festival de Málaga con un viaje a un dramático caso en la España de los años 90

La directora zaragozana Pilar Palomero ha presentado en el Festival de Cine de Málaga su última película, ‘Las niñas’, tras su paso por la Berlinale. Se trata de una obra ambientada en la España de 1992. Pretende reflejar una sociedad que, ya adentrada en una democracia, mantenía una educación heredada directamente de la sociedad anterior.

Película Las Niñas Málaga
Película Las Niñas, que participa en la 23º Edición del Festival de Cine de Málaga | Álex Zea – Europa Press

Para ello, la película cuenta la historia de Celia (Andrea Fandos), una niña de once años que estudia en un colegio de monjas en Zaragoza y vive con su madre. Brisa, una nueva compañera recién llegada de Barcelona, la empuja hacia una nueva etapa en su vida: la adolescencia. En este viaje, en la España de la Expo y de las Olimpiadas del año 92, Celia descubre que la vida está hecha de muchas verdades y algunas mentiras.

La directora ha asegurado en rueda de prensa que se ha inspirado en su propia experiencia para elaborar la película. Ha recordado su etapa de estudiante en un colegio de monjas con 12 años.

«La película se desarrolla en 1992 porque fue cuando yo tenía la edad que tiene la protagonista. Además de lo significante que fue para todos con la celebración de la Expo y los Juegos Olímpicos de Barcelona», ha asegurado.

En rueda de prensa, Palomero ha estado acompañada por el amplio reparto femenino que da vida a la película: Andrea Fandos, Zoe Arnao, Ainara Nieto, Carola Gurpegui, Elisa Martínez, Julia Sierra y los productores Valerie Delpierre y Álex Lafuente.

Otro elemento importante de la película es la música. La historia va avanzando entre escenas acompañadas de una lista de canciones propias de la época, formada por éxitos de Héroes del Silencio, OBK o Chimo Bayo.

La directora ha reflexionado sobre la historia y sobre cómo era la educación a principios de los 90. «Cargábamos con una educación aún antigua, pero a la vez vivíamos ese contraste en el que se basa la película con nuevos cambios en la sociedad y en nuestra cultura».

Una tarea interesante del rodaje fue ubicar a las actrices en esa época que, evidentemente, no han vivido. «Tuvimos varias sesiones con ellas en las que les contábamos cómo bailábamos, las series que veíamos y cómo hablábamos. También qué sensaciones vivíamos y cómo nos sentíamos», ha manifestado la directora.

Por otra parte, Palomera ha indicado que un elemento primordial de la historia es la comunicación madre e hija, interpretadas por Natalia de Molina y Andrea Fandos. «Las conversaciones están recreadas con muchos silencios y pobres diálogos. Trata de reflejar la lucha de Celia por que su madre la escuche». La directora pretende reflejar la falta de comunicación entre muchos niños y padres en aquella época.

RODAJE

La película está rodada en Aragón y Cataluña. Las jóvenes actrices, que no se conocían anteriormente, han reconocido que este rodaje las ha unido más. «Ha sido una gran experiencia, me lo pusieron todo muy fácil», ha dicho la protagonista Andrea Fandos. La directora ha remarcado: «Para ella fue realmente fácil porque tiene la emoción a flor de piel y le sale todo muy natural».

El largometraje ha contado con el apoyo de Álex Lafuente y Valerie Delpierre, los mismos productores de ‘La Novia’ y ‘Verano 1993’. Este film se hizo con la Biznaga al mejor largometraje de Sección oficial.