«La situación de los trabajadores temporeros avergüenza a nuestra patria»

Pablo Iglesias admite que «no hemos logrado todavía revertir eso»

El vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, ha afirmado este miércoles que la situación de los trabajadores temporeros en España, «sin los cuales sería muy difícil que llegaran frutas y hortalizas a los supermercados en los momentos más difíciles, «avergüenza» a la patria.

«No hemos logrado todavía revertir eso», ha contestado Iglesias en la sesión de control al Ejecutivo, celebrada en el Congreso, al ser preguntado por el diputado del PP Teodoro García Egea sobre qué autocrítica hace de su labor de Gobierno.

«Esta crisis está siendo una cura de humildad para todos, para este Gobierno también», ha reconocido, para después añadir que se siente «muy orgulloso», como vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, de «haber contribuido a un escudo social sin precedentes».

No obstante, el vicepresidente segundo ha puesto de relieve que «hay cosas» que el Ejecutivo no ha conseguido, por lo que tienen ser «críticos». Es el caso, según ha apuntado Iglesias, de la situación de los trabajadores temporeros.

Finalmente, Iglesias ha asegurado que su departamento trabaja conjuntamente con el Ministerio de Trabajo y el Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para revertir la situación. «Claro que somos autocríticos y seguiremos siéndolo, señoría», ha zanjado en respuesta al parlamentario del PP.