La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha iniciado ya las obras de mejora de la seguridad vial en la carretera A-7204, para la adecuación de un tramo de 22 kilómetros de esta vía desde su inicio en la intersección con la A-402 en Venta Baja hasta la localidad malagueña de Riogordo.

Así lo ha anunciado este miércoles la delegada del Gobierno andaluz, Patricia Navarro, quien ha destacado el «esfuerzo» por mejorar las conexiones por carretera de la Alta Axarquía.

Navarro, acompañada por la delegada territorial de Fomento, Carmen Casero, y el alcalde de Riogordo, Antonio Alés, han visitado los trabajos de mejora, cuyo inicio se retrasó por la crisis sanitaria del coronavirus pero que han comenzado en este mes de julio.

Ha destacado que esta actuación era una demanda «histórica» del municipio y que «ha sido el Gobierno de Juanma Moreno el que ha dado respuesta a la misma, con la inclusión de su ejecución en el presupuesto de 2020».

La obra consiste en la mejora y adecuación de 22 kilómetros de esta carretera, en concreto en los tramos que discurren por los términos de Alcaucín, Periana y Riogordo, habiendo comenzado los trabajos por este último municipio.

La actuación cuenta con un presupuesto de un millón de euros y está previsto que pueda concluirse en noviembre de este mismo año, según ha indicado Navarro. Las obras se encuadran dentro del plan de actuaciones de mejora de la seguridad vial de carreteras autonómicas con financiación Feder 2014-2020.

Las obras consisten en la reposición del firme –muy envejecido–, mejora de las cunetas y ampliación de las plataformas para hacerlas transitables. Igualmente se corregirán deslizamientos y se mejorará toda la señalización de la vía. Asimismo, la actuación contempla la mejora de la entrada a Riogordo desde la A-356, eliminando tres curvas para favorecer el transporte de mercancías y el paso de autobuses.

«El inicio de esta obra es un ejemplo más de la respuesta que está dando este Gobierno a las necesidades de infraestructuras y comunicación de la provincia, a la que añadimos compromisos cumplidos como la finalización con ocho meses de adelanto de la obra de mejora de la carretera Ronda-Ardales, otra demanda histórica que hemos acometido con una rehabilitación exprés de más de 40 kilómetros que ya están en servicio, o la inminente inauguración de la variante de Arriate», ha apuntado Navarro.

Por su parte, la delegada territorial de Fomento, Carmen Casero, ha destacado también que «ya cerramos 2019 con un importante compromiso, la actuación sobre 35 carreteras que precisaban obras de emergencia para garantizar la seguridad vial. De los 35 contratos de conservación vigentes del anterior gobierno, 32 ya habían expirado sin posibilidad de renovación y tuvimos que poner en marcha nuevos procedimientos en tiempo récord».

Casero ha explicado que para esas obras se han destinado dos millones de euros para mantener, a través de contratos de emergencia, los servicios mínimos de conservación de 35 carreteras en las zonas oeste y este de la provincia de Málaga, lo que supone un total de 539 kilómetros de vías autonómica del total de 2.200 con que cuenta la Junta de Andalucía en la provincia.

Este montante ha permitido mantener en condiciones óptimas de seguridad estos tramos de carreteras mientras se culminaban los nuevos contratos. «La situación era urgente en determinadas y se optó por actuaciones de emergencia con 16 actuaciones concretas en la zona este de la provincia», con intervenciones en vías que afectan a municipios como Colmenar, Riogordo, Viñuela, Cómpeta o Algarrobo.