Continúan los controles en avenida Blas Infante para evitar conductas incívicas

Rubén Pérez reitera su llamamiento a la responsabilidad y al cumplimiento de las normas de distanciamiento social

La Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía continúan esta semana realizando los controles conjuntos en la avenida Blas Infante y alrededores al objeto de evitar comportamientos incívicos e imprudentes por parte de motociclistas, así como aglomeraciones de personas sin guardar las correspondientes medidas de distanciamiento social ni respetar el uso obligatorio de mascarillas.

Como ha informado el delegado de Seguridad, Rubén Pérez, “durante toda esta semana, en la que nuevamente tendremos en Jerez la celebración de un Gran Premio, seguimos reforzando la presencia policial en esta zona y estamos vigilantes también para evitar que estas conductas no se reproduzcan en otros puntos de Jerez. En estos días, la ciudad realizando un gran esfuerzo organizativo de cara a las citas deportivas previstas en el Circuito de Velocidad en las circunstancias actuales, y, con un dispositivo de seguridad que se ha desarrollado a la perfección, el pasado fin de semana”.

Aunque este tipo de conductas son puntuales y coinciden con los grandes premios de motociclismo, Rubén Pérez ha hecho “un llamamiento nuevamente a la responsabilidad y al civismo social, tanto de conductores de estos vehículos como a los ciudadanos en general, y más en esta situación actual en que nos encontramos en la que el cumplimiento de las normas y recomendaciones sanitarias son esenciales para evitar nuevos brotes y poner en riesgo la salud de todos”.

Resultado de los controles en avenida Blas Infante

Entre las intervenciones conjuntas entre Policía Local y Policía Nacional durante el fin de semana en la avenida Blas Infante, figura la denuncia a la conductora de un turismo que carecía de permiso de conducir por pérdida de puntos. Asimismo, se detuvo a otra persona por un presunto delito contra la Seguridad Vial, al conducir un turismo careciendo de permiso de conducir por pérdida total de puntos.

Como resultado de estos controles, se produjo otra detención por el mismo presunto delito contra la Seguridad Vial y por el mismo motivo anteriormente citado. Además, seis vehículos fueron denunciados por carecer de seguro obligatorio; se produjeron ocho denuncias administrativas por circular con la I.T.V. caducada; y otras dos denuncias administrativas por infracciones varias.

Por parte de Policía Local, y también durante el fin de semana, se denunció al conductor de un turismo por conducción negligente debido a que iba a gran velocidad, realizando desplazamientos con el vehículo de forma lateral en las curvas, y sin respetar señales de paso de peatones. Igualmente, se denunció a un conductor que dio positivo en las pruebas de alcoholemia.

En la tarde del pasado lunes fueron controlados 23 vehículos y se identificaron a 18 personas. Igualmente, se formularon seis denuncias por las siguientes infracciones: 1 vehículo que carecía de seguro obligatorio; 2 vehículos que tenían caducadas las I.T.V. y 3 denuncias administrativas por permisos de conducir.

Posteriormente, distintas unidades de Policía Local continuaron con estos controles, con 16 vehículos más e identificando a otros tres ciudadanos.

En la jornada del lunes, se cotrolaron un total de 40 vehículos, con el resultado de una denuncia por carecer de seguro obligatorio; dos por circular con la I.T.V. caducada; y un conductor denunciado administrativamente por conducir utilizando teléfono móvil. En otro control establecido durante la noche se ordenó la inmovilización de vehículo y se interpuso una denuncia por circular con la I.T.V. caducada.

Uso obligatorio de mascarillas

Por otro lado, Rubén Pérez ha insistido en la obligatoriedad de usar mascarillas en la vía pública, tanto en espacios al aire libre como cerrados de uso público, aunque pueda garantizarse la distancia de seguridad entre personas de 1,5 metros, recordando que estos incumplimientos pueden ser sancionados con multas de 100 euros.

En este sentido, ha señalado que desde que salió la Orden de 14 de julio de 2014, “los agentes permanecen atentos para velar por el cumplimiento de la misma, informando en primera instancia de la obligatoriedad de usar mascarillas, y en determinados casos, interponiendo denuncias. De esta forma, se están levantando una media de cinco o seis actas de propuestas de sanción diarias a personas por no llevar puesta la mascarilla”.