Salvador Illa: «El virus sigue estando muy presente»

El ministro de Sanidad pide prudencia a la ciudadanía ante la «nueva normalidad»

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha pedido a la población tener «prudencia» en la ‘nueva normalidad’, y después de que haya finalizado el estado de alarma, porque el nuevo coronavirus sigue estando «muy presente».

En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, Illa ha recordado que en esta etapa, y hasta que no se derrote al nuevo coronavirus con un tratamiento o una vacuna, es necesario seguir manteniendo la distancia interpersonal, la higiene de manos, utilizar las mascarillas y garantizar la higiene en espacios públicos.

«Toda prudencia es poca y, por eso, hago un llamamiento a la prudencia, a respetar lo dictado por las autoridades sanitarias y a tener muy presente que el virus está ahí, que no lo hemos derrotado. Lo hemos controlado en Europa pero en otras partes del mundo no. Tenemos más de 8 millones de casos en todo el mundo y por eso es muy importante no bajar la guardia», ha detallado el ministro de Sanidad.

Y es que, tal y como ha recordado, en la actualidad todo el continente americano está en una situación «preocupante» respecto a la transmisión del nuevo coronavirus, al igual que en África y zonas de Oriente Medio o en la India. «En Europa lo hemos controlado pero sigue entre nosotros y por eso es tan importante no bajar la guardia. Sólo lo derrotaremos cuando tengamos una vacuna o terapia eficaz», ha insistido Illa.

Dicho esto, el ministro de Sanidad ha advertido que todavía no se conocen «muchos aspectos» de cómo se comporta el nuevo coronavirus y, de hecho, se cree que el calor no favorece su transmisión, pero no existe evidencia científica «clara» que pueda corroborar esta afirmación porque hay países «muy calurosos» en los que el virus está en fase ascendente de transmisión.

Una «lección de humildad para todos»

Por ello, Illa ha asegurado que la pandemia del coronavirus ha sido una «lección de humildad para todos» y ha puesto de manifiesto la importancia que tiene la ciencia, la sanidad pública universal, el papel que juegan los epidemiólogos, así como la necesidad de poder fabricar a nivel nacional determinados productos y medicamentos esenciales, y de cuidar a los profesionales sanitarios.

«La pandemia ha sido un espejo de lo mejor y peor de la sociedad. Sin duda lo mejor ha sido el comportamiento social, el cual ha sido espectacular, pero también toda la actividad que han desempeñado los sanitarios y los sectores esenciales, entre otros», ha comentado, para señalar que una de los peores aspectos que se ha visto son algunas de las situaciones incívicas que se han visto estos días.

Mejor preparación para una segunda oleada

Ahora bien, el ministro ha aseverado que, aunque no hay que «bajar la guardia», en España se está mejor preparado a la hora de enfrentarse a una posible segunda ola de transmisión del coronavirus en España, ya que se está constituyendo una reserva estratégica de equipos de ventilación mecánica e invasiva, así como de productos sanitarios, se están tomando medidas para la campaña de vacunación de la gripe y, a nivel mundial, se está realizando un «esfuerzo impresionante» en avanzar en terapias.

«Estamos mucho mejor preparados», ha reiterado, tras señalar que hay «material sanitario suficiente», excepto de guantes en algunos lugares que, no obstante, ya se está trabajando para solucionar esta escasez. Además, el ministro ha destacado que ya se están realizando PCR a más del 90 por ciento de los casos sospechosos y que, cuando dan positivo, ya se hace esta prueba a todos sus contactos estrechos.

Finalmente, Illa ha recalcado que España es uno de los «únicos» países de la Unión Europea, «por no decir el único», en el que se conoce el alcance general que ha tenido la epidemia gracias al estudio de seroprevalencia, el cual va a finalizar esta semana y que ya ha mostrado que el cinco por ciento de la población española ha sido infectada. Asimismo, ha comentado que se van a realizar más estudios en septiembre u octubre.