Marín destaca que las reservas apuntan a un verano «más positivo» de lo previsto

El vicepresidente ha hecho un llamamiento a la prudencia, ya que «la covid no se ha marchado»

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Juan Marín, ha pronosticado este lunes que Andalucía cuenta con cifras de reservas que apuntan a un verano «bastante más positivo» de lo inicialmente previsto, con una evolución que ha confiado que será al alza, una vez que a principios de julio han anunciado que abrirán «más del 85 por ciento» de los establecimientos hoteleros.

En declaraciones a los periodistas en Granada, tras un encuentro con el alcalde de la ciudad, Luis Salvador, el vicepresidente andaluz ha resaltado que la comunidad autónoma cuenta con cifras positivas sobre todo en turismo de interior, ahora mismo con entre el 60 y el 65 por ciento de ocupación prevista, mientras que en el segmento de sol y playa está entre el 45 y el 55 por ciento en el mes de julio.

Todo ello se irá incrementando de cara a agosto, una vez se ha reabierto el tráfico internacional de pasajeros, en un «verano tranquilo» que Marín ha dicho espera que se traduzca en creación de empleo y facturación de las empresas para que «el año no se haya perdido por completo».

Ha resaltado las cifras de la provincia de Granada en turismo de interior y naturaleza con más del 75 por ciento de ocupación, que ha señalado que puede llegar a rozar el cien por cien en agosto en este tipo de casas rurales y hostales pequeños, habida cuenta, además, de que el mercado actual se caracteriza por las reservas de última hora.

En cualquier caso, el vicepresidente ha hecho un llamamiento a la prudencia, ya que «la covid no se ha marchado», incidiendo en situaciones como las que se están viviendo en Israel o Portugal, con los rebrotes, o, en Andalucía, en Algeciras o San Fernando, en la provincia de Cádiz, estos últimos «sin mucha importancia».

Juan Marín ha agregado, en este mismo sentido, que la comunidad autónoma cuenta con una comisión de permanente evaluación de la situación sanitaria, con unos datos hospitalarios actualmente que «son muy buenos», y un «sistema centinela» de alerta, que ha cuantificado en 800 enfermeros y medio millar de médicos, y que girará en torno a los centros de atención primaria. El objetivo es que, en caso de rebrote, «pueda ser controlado de inmediato».

Preguntado por la primera jornada de nueva normalidad, Marín ha señalado que ha transcurrido sin incidencias de relevancia, más allá de la limitación del aforo en puntos concretos de «algunas playas», lo cual ha considerado una situación lógica en estos primeros días de adaptación.