Desalojan un local de copas en Sevilla con 25 personas «escondidas» de la Policía

Los agentes habían intervenido en el lugar por funcionar más allá del horario máximo permitido y, más adelante, por incumplir el desalojo inicial

La Policía Local de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) desalojó la noche del pasado sábado 20 al domingo 21 de junio un local de copas de la localidad en dos ocasiones.

La primera de ellas por funcionar más allá del horario máximo permitido generando molestias a los vecinos y, la segunda, por incumplir el desalojo inicial y continuar con su actividad, con la particularidad de que tenía a 25 clientes «escondidos» en una habitación para eludir la acción policial.

Según informa la Policía Local alcalareña en las redes sociales, los agentes acudieron al citado local ante denuncias vecinales por el elevado volumen de la música del negocio, ordenando el desalojo del mismo al comprobar que estaba funcionando más allá del horario límite permitido.

Sin embargo, tras nuevos avisos de los vecinos, los agentes regresaron al local, donde el propietario negaba que el mismo estuviese abierto, alegando que dentro sólo estaban algunos trabajadores con un volumen de música que «no molestaba».

Empero, los agentes inspeccionaron el establecimiento, descubriendo que, en una de las habitaciones del fondo del local, había unas 25 personas «escondidas» con vasos de bebida en sus manos, «todas ellas confinadas, sin guardar las distancias de seguridad» frente a la propagación del Covid-19.

Por ello, la Policía Local ha decidido denunciar al propietario del negocio y a los citados clientes por incumplir varias normativas, una de ellas el real decreto Ley de medidas para la «nueva normalidad» tras el estado de alarma implantado contra la pandemia del coronavirus.