Denuncian el abandono de los alrededores de la biblioteca municipal Agustín Muñoz

La maleza y los excrementos caninos apenas dejan transitar a los vecinos y usuarios de la biblioteca

La zona colindante a la biblioteca municipal de La Granja se encuentra prácticamente abandonada, sin cuidados municipales y con la maleza creciendo a unos niveles ciertamente escandalosos. El terreno se ha convertido en una zona de alivio para los perros y actualmente está llena de excrementos que luego los usuarios y usuarias de la biblioteca van pisando sin remedio.

Son muchos los testimonios que aseguran que el abandono de este terreno, tanto a nivel de uso como a nivel de limpieza, mantenimiento y acondicionamiento, influye en el uso del mismo y en la afluencia de lectores a la biblioteca municipal.

«Es preciso una actuación urgente en la zona que mejore la higiene, el aspecto y la usabilidad de estos suelos», comenta Manolo Fernández, concejal de Ganemos Jerez, que también apuesta por mejorar las prestaciones en la zona: «es necesario ofrecer espacios donde los usuarios y usuarias de la biblioteca puedan sentarse para descansar si quieren hacer un receso en sus estudios. La zona no puede permanecer más tiempo de este modo».