La Junta elimina la restricción de agua a los regantes de La Axarquía

En los próximos meses se formalizará el contrato de obras para llevar el agua desde el pantano de La Concepción, en Marbella, a la Axarquía

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible va a eliminar para todo lo que queda de año hidrológico las restricciones de agua que había impuesto a los regantes de la comarca malagueña de La Axarquía después de que las precipitaciones registradas en la provincia de Málaga durante el mes de abril hayan incrementado considerablemente las reservas en el embalse de La Viñuela.

Las precipitaciones registradas en lo que va de mes de abril en esta zona se elevan hasta los 78,6 litros por metro cuadrado, lo que representa una cuarta parte de la media de todo el año hidrológico. Esto ha permitido que las reservas almacenadas en La Viñuela se hayan incrementado en once hectómetros cúbicos alcanzando un volumen embalsado de 65,7 hectómetros.

Debido al periodo de sequía que se registraba en la provincia de Málaga a comienzos del año hidrológico, la Consejería de Agriculturqa, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible determinó restricciones del 25 por ciento de agua para las comunidades de regantes incluidas en el Plan Guaro.

Sin embargo, la Junta de Andalucía comunicará el próximo martes en el Comité de Gestión de Málaga, dentro de la Demarcación Hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas andaluzas, que se anula dicha restricción, de modo que estos regantes podrán disponer de la misma dotación de agua que tuvieron en el año hidrológico 2018-19, debido a que se efectuará un desembalse para riego de 21,7 hectómetros cúbicos para regadío para el total del año hidrológico, el cuarto de mayor volumen de la serie histórica.

A esta determinación contribuye también el hecho de que el Sistema de la Costa del Sol Occidental haya mejorado de tal forma que, frente a la situación de emergencia que se había registrado en enero, en estos momentos este sistema se encuentra a plena capacidad, han indicado desde la Junta de Andalucía en un comunicado.

Por ello, en cumplimiento de las normas de explotación de la presa de La Concepción, la pasada noche y hasta el viernes se está procediendo a un desembalse de dos hectómetros cúbicos.

Este importante incremento de las reservas de agua se ha producido, no solo como consecuencia de las intensas precipitaciones registradas en la cuenca del Río Verde, sino también por la considerable disminución del consumo de agua en la Costa del Sol por una menor presión poblacional asociada al estado de alarma por el COVID-19.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible lleva meses trabajando para aprovechar estos desembalses puntuales en La Concepción y que en los próximos meses va a formalizar el contrato de las obras que permitirán llevar el agua desde este embalse hasta la zona de La Axarquía sin tener que derivarla por la ETAP del Atabal, en Málaga, y cuya inversión alcanza 1,4 millones de euros.

Por el contrario, el Sistema de Campo de Gibraltar, que suele disponer de recursos hídricos y tradicionalmente se utiliza como reserva y apoyo a la Costa del Sol, se encuentra en situación de alerta y se prevé que finalice el año hidrológico en emergencia si no se registran precipitaciones en la zona. En este sentido, la Junta de Andalucía está también trabajando para adoptar medidas que mejoren la situación en este sistema. Por su parte, el Sistema Guadalhorce-Limonero está en situación de normalidad al encontrarse al 77,5 por ciento de su capacidad total.