El Ejido crea una ordenanza para prevenir y controlar la proliferación de mosquitos

El alcalde, Francisco Góngora, ha detallado que espera contar con el texto aprobado «para final de año»

El Ayuntamiento de El Ejido (Almería) ha iniciado los trámites de consulta pública para la elaboración de una ordenanza para la prevención y control de las poblaciones de mosquito en la localidad; una iniciativa «pionera» a nivel andaluz que ya se encuentra implantada en varios municipios de la Comunidad Valenciana y Región de Murcia para regular a proliferación de focos.

El anteproyecto, en exposición publica a través de la web municipal hasta el próximo 8 de mayo, recoge los resultados del informe de vigilancia entomológica realizado mediante muestras de 2018 dirigido a detectar la presencia de mosquitos del género ‘Aedes’ –como el mosquito tigre– responsables de la transmisión de los virus que ocasionan enfermedades como el dengue, chikungunya y zika, o del género ‘Anopheles’, responsables de la transmisión del plasmodium, causante del paludismo o la malaria.

Así, según el documento consultado por Europa Press, de los nueve municipios que fueron sometidos a vigilancia en la provincia de Almería, se detectó la presencia de mosquito tigre en Vera, Níjar, Almería y Vícar, mientras que la aparición del citado vector fue negativa en Adra, Berja, El Ejido, La Mojonera y Roquetas de Mar.

No obstante, y ante su fuerte expansión especialmente por la costa mediterránea, «cabe asegurar que, tarde o temprano, si no ya, la presencia de estos insectos portadores de enfermedades en el término municipal de El Ejido va a ser ineludible», por lo que el Consistorio ha decidido adelantarse para regular mecanismos de prevención.

Asimismo, en su decreto de incoación de la ordenanza, el Consistorio ha advertido la aparición de láminas de agua pertenecientes al Acuífero Superior Central (ACS), principalmente en las cañadas más importantes del término municipal, como Las Norias, Ugíjar, Onayar y Cabriles, que tiene su exponente máximo en la Balsa del Sapo y que «están comenzando a generalizarse por el territorio del municipio», por lo que abunda en la «necesidad» y «oportunidad» de esta normativa.

El Ayuntamiento espera recabar así en los próximos días la opinión de los sujetos y organizaciones más representativas y potencialmente afectadas por esta ordenanza en relación a los problemas que se pretenden solucionar con la iniciativa, la necesidad y oportunidad de su aprobación, los objetivos de la norma y las posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias. Pese al estado de alarma, dicha iniciativa se considera de interés general y no se ve afectada en cuanto a interrupción de plazos.

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, ha detallado que espera contar con el texto aprobado «para final de año». «La ordenanza, que será pionera en la comunidad andaluza, permitirá sancionar a los sujetos responsables de favorecer la reproducción de mosquitos en propiedades privadas», ha indicado en una nota.

Colaboración de las comunidades de vecino

De forma paralela, el Ayuntamiento se ha dirigido a las comunidades de vecinos de Almerimar para informar de los trabajos del Plan Municipal de Control y Vigilancia de Mosquitos, que se extiende durante todo el año ya que «las áreas encharcadas de Almerimar y su entorno obligan a extremar las medidas»; así como para pedir la colaboración para realizar tratamientos en las zonas privadas.

«Queremos solicitar la colaboración que vienen prestando las Comunidades de Vecinos de Almerimar, en las zonas privadas al eliminar o tratar convenientemente el agua estancada en piscinas, pequeños recipientes u otros de similares características y que representa una excelente aportación por los vecinos para el control de mosquitos», han trasladado.

Según el Ayuntamiento, sin estas «imprescindibles» aportaciones en las zonas privadas, los resultados de los trabajos municipales «se ven seriamente mermados, a pesar de haber incrementado, un año más, la partida presupuestaria destinada» a tal fin, y que ronda los 100.000 euros. En este sentido, el Ayuntamiento ha destacado la colaboración «permanente» con el Campo de Golf de Almerimar debido a su «gran superficie verde y zonas de agua».