“Mascarillas de Paz ha tenido una respuesta sensacional”

Entrevista con Javier Román, Hermano Mayor de la Coronación de Espinas de Jerez

Las Hermandades, en estos difíciles momentos, han sabido obrar con madurez suspendiendo anticipadamente todos sus actos de cultos y los propios del tiempo de vísperas. Incluso han sabido distinguir entre la suspensión de las procesiones y no de la Semana Santa. Porque la Semana Santa no se ha suspendido y los cofrades la vivirán de otro modo, ¿no es así, Javier?

R: Estoy totalmente de acuerdo contigo. La noticia de la suspensión de la estación de penitencia de las Hermandades a la Santa Iglesia Catedral era más esperada cuando veíamos que los días iban pasando y el efecto de esta pandemia iba cada vez a más. Decisión dolorosa pero tomada con la cordura que requiere lo que estamos viviendo. Pero estamos en Cuaresma, un tiempo donde el Señor se sacrificó por nosotros y ahora nos pide que nos ayudemos los unos a los otros, que pensemos en el prójimo y que desgraciadamente este año no tendremos ese culmen cofrade pero tenemos que tener claro que celebraremos la Semana Santa y la resurrección de Nuestro Señor .

P: ¿No cree que hablar ya, tan pronto, de una procesión Magna es sacar los pies del tiesto y anticiparse a los acontecimientos cuando quizá ahora debamos estar concentrados en la problemática actual de la pandemia del coronavirus?

R: Si te soy sincero, mi pensamiento está en lo que tenemos que estar en estos momentos, que todo esto pase, que todo vuelva a la normalidad y que después de que esto pase tendremos, muchos pero muchos problemas que resolver, personales, laborales. Etc. Pero mi opinión es que no veo que tengamos que tener procesiones por tener. Una misa de acción de gracias en todas las iglesias de Jerez por haber pasado esta pesadilla para mí sería lo ideal. Y ya el año que viene será una gran Semana Santa. Pero lo de la magna no lo veo. En líneas generales las Hermandades se han quedado muy mermadas económicamente para pensar ahora en una magna.

P: ¿Qué es, en qué consiste, la acción solidaria ‘Mascarillas de Paz?

R: Pues mira. Ha sido una iniciativa solidaria que ha nacido de un grupo de costaleros de Nuestra Sagrada Titular con la intención de portar material sanitario al Hospital de nuestra ciudad y a otros estamentos como residencia de mayores, centros de salud etc. Una iniciativa que se suma a todas las iniciativas que está saliendo en nuestra ciudad para ayudar en todo lo que se pueda.

P: ¿Cuántas Hermandades se han sumado a la causa, haciendo también suya, está iniciativa tan loable?

R: Pues la verdad es que la respuesta ha sido sensacional, hermandades como la Cena, El Crucifijo de la Salud, Las Cinco Llagas, La Archicofradía Del Rosario, Cuadrillas de Costaleros de otras Hermandades, Martin Gómez y otros colectivos, y lo mejor la respuesta de los hermanos de nuestra cofradía que incluso en un caso le hemos recogido el dinero tirándolo por la ventana para que no salieran a la calle. Y tantas y tantas personas que han dado su granito de arena en esta causa que particularmente me han emocionado mucho. Estas son las cosas que hacen grandes a las hermandades. Mil gracias en nombre de la Hermandad a todas aquellas personas que han colaborado con lo que han podido por esta iniciativa. Muchísimas gracias.

P: ¿Se ha demostrado de nuevo que los cofrades asimismo son héroes en silencio que ayudan a los demás y que no sólo piensan en sacar pasos a la calle?

R: En primer lugar, si me lo permites, quisiera agradecer de todo corazón en nombre de esta Hermandad a estos hermanos que han tenido esta iniciativa, como Hermano Mayor es un orgullo y un honor contar con personas de esta calidad en nuestra corporación. Yo creo que la gente que conocen las cofradías de nuestra ciudad, saben de nuestra predisposición dentro de nuestras posibilidades de arrimar el hombro cuando hay que hacerlo. Esa es nuestra labor: “Ayudarnos los unos a los otros” y esto es para mí el mayor tesoro que guardan las Hermandades y en mi caso los hermanos de la Coronación, y esto ayuda no sabes cuánto a seguir luchando y trabajando por la Hermandad y por ellos.