Agentes de la Policía Nacional detienen en Algeciras (Cádiz) al presunto autor de varios robos con fuerza perpetrados en coches que estaban estacionados en la vía pública. El detenido fue sorprendido cuando buscaba sustraer los efectos de valor del interior de una autocaravana estacionada en el Llano Amarillo.

Con ocasión del incremento de robos en interior de vehículos, desde la Comisaría de Algeciras se puso en marcha un dispositivo especial de prevención de los robos con fuerza en interior de vehículos; destinando numerosos recursos materiales y humanos. Se traduce en la detención de un hombre con numerosos antecedentes delictivos por delitos contra el patrimonio como robos con fuerza.

El despliegue dispuesto permite la localización del autor en Algeciras. En ese momento se encontraba en el interior de una autocaravana cuya ventana rompió. Y que al percatarse de la presencia policial emprendió la huida. Pero fue alcanzado por los agentes tras una breve persecución.

En el registro realizado se han recuperado numerosos efectos sustraídos; como una televisión y útiles personales de los propietarios de dicho vehículo. Por ello se procedió a su detención.

Precedentes de robos en vehículos

Relacionado con el robo de Algeciras, la Guardia Civil detenía hace 48 horas a un hombre como autor de hasta 26 robos en el interior de varios coches en Almería. El detenido se habría hecho con un botín valorado en unos 5.000 euros.

La actuación se iniciaba después de observar a una persona en actitud sospechosa rondando cerca de unos coches. Esta persona, que estaba examinando el interior de los vehículos estacionados, portaba un martillo «rompe cristales» de los que se utilizan para romper las lunas en caso de accidente.

Finalmente, la Policía Local de Vícar sorprendió a esta persona cometiendo un robo en el interior de un vehículo. Con medio cuerpo dentro del turismo, el varón fue detenido. Y posteriormente trasladado a dependencias de la Guardia Civil en Vícar para la instrucción de diligencias.

En el desarrollo de la investigación, los agentes recogieron testimonios e indicios que demostrarían la presunta participación del detenido hasta en 26 delitos de idénticas características.

Al verse sorprendido en algunos de ellos por vecinos o por alarmas instaladas en los objetivos de sus robos, el detenido abandonaba rápidamente el lugar en su propio vehículo que dejaba estacionado a poca distancia.

Los objetos sustraídos y los daños producidos ascienden a 5.000 euros. Las diligencias instruidas se remiten al Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de los de Almería.