Navantia Puerto Real (Cádiz) se convierte en referente internacional y entregará al cliente el lunes día 26 el módulo HVDC (Topside) del proyecto Johan Sverdrup Fase 2, para Aibel y Equinor tras 14 meses de trabajo para culminar con éxito; y en fecha, la construcción de esta subestación eléctrica con destino al campo de Oil&Gas Johan Sverdrud en Noruega.

Según ha indicado Navantia en una nota, esta entrega será celebrada en la dársena del astillero de Puerto Real con un evento interno al que asistirán representantes del cliente. Al día siguiente, el módulo partirá hacia su destino sobre la barcaza en la que fue embarcado días atrás.

375 personas ocupadas en 14 meses

El proyecto supuso para Navantia Puerto Real alrededor de 835.000 horas de trabajo, ocupando una media de 375 personas durante los 14 meses de trabajo. Además, ha resaltado el cumplimiento de los plazos pese a los inconvenientes derivados de los efectos de la pandemia de Coronavirus; a los que Navantia ha hecho frente recuperando el tiempo y cumpliendo con los diferentes hitos a satisfacción del cliente.

Asimismo, ha indicado la culminación exitosa de este gran contrato de Diversificación de Navantia en la Bahía de Cádiz supone un gran paso en este sector. Además sitúa al astillero de Puerto Real como «referente internacional» en el negocio Off-Shore.

Johan Sverdrup es un gran yacimiento petrolífero situado en el Mar del Norte a unos 140 kilómetros al oeste de Stavanger. Es además uno de los más grandes de la plataforma continental Noruega. Y se espera que cuando se encuentre a su máxima capacidad produzca el 25% de la producción total de la plataforma continental Noruega. La vida útil del campo será de 50 años y su producción de entre 550.000-650.000 barriles por día. Esto confirma a Navantia como referente internacional.

Equinor Energy (antes Statoil) adjudicó en abril de 2018 a Aibel la construcción de la plataforma P2 para el campo Johan Sverdrup, y Aibel después de un año de negociaciones ratificó en febrero de 2019 con la firma de este contrato la adjudicación a Navantia, como referente internacional, de la construcción de uno de los tres módulos en los que han dividido el ‘Topside’ de la plataforma.

Concesión de la Autoridad Portuaria

Por otra parte, el consejo de administración de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) ha aprobado el otorgamiento de una concesión administrativa a la empresa Acuicultura Cádiz EME-450.1 S.L. para la ocupación de terrenos en la margen izquierda del Río Guadalete, en El Puerto de Santa María (Cádiz), destinada a la construcción de un módulo multiengorde de seriola (pez limón).

Según ha explicado la APBC en una nota, la parcela, ubicada en el clúster acuícola de la dársena portuense, tiene una superficie de 10.000 metros cuadrados y el plazo por el que se solicita la concesión asciende a 35 años.

El proyecto prevé una producción anual de 450 toneladas, basándose en la utilización de la tecnología de recirculación del agua del mar (RAS); un procedimiento limpio y no contaminante, que garantiza la producción industrial de dicha especie.

Módulo de engorde

El módulo de engorde contará con una superficie construida de 4.541 metros cuadrados en planta baja y de casi 2.000 en entreplanta. Las instalaciones tendrán tanques de engorde, oficinas, zonas de tratamiento de agua, zonas de trabajo y clasificación; zona de control y vigilancia, almacén, cámara de frío, laboratorio, taller, almacenes, vestuarios. Además de almacén para residuos, tanque de reserva y decantador, según ha explicado la APBC.

La APBC ha recordado que en la margen izquierda del río Guadalete, en zona de dominio público portuario, se ubica un importante clúster de industrias de explotación acuícola pioneras en el sector que han apostado fuerte por la innovación, la tecnología, la investigación y el desarrollo. Empresas internacionales y también locales se han fijado en este espacio, por sus características especiales (del agua del río), para la cría y producción acuícola.

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz valora positivamente la implantación de una nueva concesión en el espacio de dominio público. Todo tanto desde el punto de vista del clúster, que suma una importante empresa, como desde el impacto para el entorno.