El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha avanzado un ‘toque de queda‘ para la noche madrileña. Se establecerá «un control más exhaustivo» entre las 00 y las 6 horas con el fin de evitar botellones y fiestas.

«Lo que estamos determinando son medidas para establecer tener un control más exhaustivo, en esas franjas horarias», ha avanzado Escudero.

Asimismo, en una entrevista en ‘Telecinco‘, el consejero ha declarado que en vista del análisis epidemiológico, la Consejería de Sanidad lo que pretenden es «establecer medidas que permitan controlar y restringir movimientos«.

«Estamos detectando que en las edades de 15 a 29 años es donde tenemos el mayor porcentaje de contagiados. Todos ellos están principalmente asociados a la noche.

Desde la orden, que previsiblemente entrará en vigor el sábado, orientarán todo a tratar de controlar esas horas de la noche para frenar el botellón y las fiestas. Tomarán, según ha remarcado, «las decisiones que sean las más acertadas para controlar la pandemia».

Una herramienta jurídica para hacer frente al botellón

Por otra parte, Escudero ha criticado que se traslade la responsabilidad a las comunidades autónomas sin ofrecerles «cobertura legal».

«Nuestro planteamiento es estrictamente sanitario, de ese control donde se han producido los contagios. A partir de ahora es el Ministerio de Sanidad en el que tiene que determinar cuales son las medidas que va a permitir tomar a las comunidades», ha señalado.

Según el titular de Sanidad, no se trata de aceptar o no un estado de alarma, sino de controlar la pandemia. Para ello el Ejecutivo central tiene que ofrecer una «herramienta jurídica». Según él, ha dejado a las autonomías sin esa capacidad de tomar ese tipo de decisiones.

«Desde luego que nosotros seguimos en nuestro camino, en nuestro trabajo de evaluar cuál es la situación y a partir de ahí tomar decisiones en el sentido de controlar esa movilidad nocturna», ha agregado.

«Nosotros lo que tenemos muy claro es que de 12 de la noche a 6 de la mañana es cuando hemos detectado ese incremento en el número de contagios en Madrid. Tomamos esta decisión para tratar de conseguir controlarlo», ha aclarado.

Asimismo, ha argumentado que «la decisión de controlar esas horas es estrictamente sanitaria. Es preocupante que haya crecido y que siga manteniéndose muy alta».