El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha reclamado este miércoles al Gobierno central de Pedro Sánchez que tome una decisión sobre aplicar el toque de queda para el conjunto del país a cuenta del avance de la pandemia del coronavirus.

Así lo ha manifestado el jefe del Ejecutivo andaluz durante su última intervención ante el Pleno del Parlamento. Esto ha tenido lugar en el transcurso del Debate sobre el estado de la Comunidad, en su réplica al portavoz parlamentario del PP-A, José Antonio Nieto.

A su juicio, si establecer un toque de queda es una medida que puede ser efectiva, dado que se está «recrudeciendo» la pandemia en España, «debería ser tomada en el conjunto del país». «Si es efectiva y los técnicos y comités científicos la recomiendan, como en otros países está ocurriendo, le pido al Gobierno que sea una decisión unánime para el conjunto del territorio español«, ha sostenido Moreno.

El presidente de la Junta ha manifestado además que hay una alarmante petición por parte de la ciudadanía de que haya una unificación de criterios cualitativos y cuantitativos de todas las comunidades autónomas. Esta unificación serviría para mantener la cohesión y la equidad a la hora de tomar decisiones, basadas en los criterios asistenciales.

«Absoluta dejación de funciones» por parte del Ejecutivo

Juanma Moreno ha indicado que eso no está pasando ahora en España, donde tenemos una variedad de decisiones por parte del ámbito autonómico y con una «absoluta dejación de funciones» por parte del Gobierno central, que tiene la obligación «de asumir sus competencias de coordinación y de cohesión territorial, máxime cuando hay una pandemia que está azotando de manera brutal al conjunto del país».

En este sentido, ha insistido en pedir al Ejecutivo nacional «coordinación y cohesión» y ha preguntado qué país queremos construir cuando el Gobierno central es «incapaz de asumir un mínimo de coordinación y de planificación en el ámbito sanitario».

Ha mostrado su preocupación por que ante problemas comunes, desde las comunidades se estén tomando decisiones diferentes, cuando debería haber «una voz única» que facilitara una coordinación.

Asimismo, Juanma Moreno ha lamentado que el Gobierno central no haya acometido las reformas normativas y legislativas que pudieran complementar la capacidad y la seguridad jurídica en la toma de decisiones que tienen las comunidades autónomas, que ahora mismo no tienen capacidad de «limitar ciertas libertades», hasta el punto de que cualquier tribunal puede suspender la decisión de una comunidad.

Moreno pide al Gobierno la apertura de los Centros de Internamiento de Extranjeros

Ha criticado que el Gobierno central, desde que levantó el estado de alarma, habiendo tenido tiempo suficiente, no haya abordado este asunto y se hubiera «blindado la posición jurídica» de las comunidades.

A juicio de Moreno, una cosa es la asunción de responsabilidades por parte de la comunidades y otra distinta es «un estado inexistente en materia sanitaria, como desgraciadamente estamos en estos días».

Asimismo, el presidente ha aprovechado para pedir al Gobierno central la apertura de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE). Esta idea nace con el objetivo del aislamiento de personas inmigrantes en situación irregular.

El presidente ha invitado al PSOE-A a que si tiene algún tipo de influencia, traslade estas demandas al Gobierno central porque son de «sentido común». «Los andaluces ven perplejos la galería de decisiones que se van tomando todos los días por parte de las comunidades con el silencio absoluto y aplastante de Gobierno central. Incapaz de tomar la iniciativa y de liderar al país con más contagios de toda Europa».

¿Qué es el toque de queda?

El toque de queda implica la restricción a cualquier ciudadano de permanecer o circular por las calles de manera libre y sin justificación válida por el Gobierno Central. Es decir, se establece un horario en el que los ciudadanos no podrán pisar la calle.

Según la Comunidad de Madrid, la restricción entraría en vigor a partir de las 00:00 horas hasta una hora que en principio estaría por determinar, pero que rondaría las seis de la mañana con el objetivo «de no dañar a la hostelería e impedir los botellones».

Esta medida es muy similar a un confinamiento nocturno, ya que toda la ciudadanía deberá permanecer en sus domicilios durante este horario si finalmente se cumple la idea.

¿Cómo se aplica?

Para poder aplicar el toque de queda, el Gobierno deberá volver a declarar el estado de alarma por emergencia sanitaria, como ya hiciera el pasado 14 de marzo. Apoyándose en el artículo 116 de la Constitución, el Gobierno central podrá confinar con toda legitimidad a los ciudadanos.

Para que esta medida sea aprobada, se debe justificar y acreditar que el país se encuentra en «circunstancias extraordinarias» que no permiten una normalidad en el territorio. El toque de queda podrá extenderse durante 15 días, a partir de ahí necesitaría el apoyo del Congreso para seguir prorrogándolo.