Kichi adelanta el alumbrado de Navidad a noviembre. El Ayuntamiento de Cádiz de Kichi ha iniciado los trabajos para la colocación del alumbrado extraordinario de Navidad con el objetivo de que esté culminado y preparado antes del 28 de noviembre. Ese es el día previsto para el encendido asumiendo la petición de los comerciantes de la ciudad.

El concejal de Alumbrado Público, Martín Vila, ha informado que «en la pasada noche, los operarios de la empresa adjudicataria del servicio ya comenzaron con los trabajos en la avenida principal. Por lo que de forma paulatina se irán instalando por diferentes calles y plazas de la ciudad según la planificación prevista».

En esta ocasión, la iluminación extraordinaria contará con la instalación de 632 arcos tanto en las calles del Centro Histórico como de Extramuros; se adornarán 44 palmeras y 93 árboles, 65 farolas, se instalarán tres abetos y más de un centenar de báculos. En total, la ciudad contará durante la campaña navideña con 202.260 puntos de iluminación leds.

Ubicación de varias figuras

El alumbrado contará con la ubicación de varias figuras cómo ángeles, mariposas, lámparas 3D y letreros para felicitar las fiestas.

Martín Vila ha explicado, en nombre de Kichi, que «desde el Ayuntamiento estamos haciendo un esfuerzo por realizar esta iluminación dentro de la campaña navideña que se verá fuertemente influenciada por la situación sanitaria actual. Por lo que desde el Consistorio pondremos todo lo que esté en nuestra mano para potenciar la campaña».

Cabe recordar que en algunas zonas de la ciudad como la calle de La Palma y los alrededores del Mercado Central se está ultimando la iluminación extraordinaria de cara a la celebración de la festividad del 1 de noviembre y los Tosantos; que si bien se han suspendido el concurso se ha mantenido la iluminación. Esta iluminación extraordinaria estará encendida desde el jueves 29 de octubre hasta el domingo, 1 de noviembre.

Concurso de belenes

El Ayuntamiento de Cádiz de Kichi comunicaba la decisión de suspender el tradicional concurso de belenes. Desde la Delegación de Fiestas, junto con la Asociación de Belenistas se ha acordado esta decisión. El motivo radica fundamentalmente en la situación provocada por la pandemia del coronavirus.

Según ha explicado el Ayuntamiento en una nota, así se ha determinado después de que los belenistas de la ciudad expusieran a la propia asociación que los representa su intención de no instalar el nacimiento este año ante el contexto actual de pandemia del Covid-19. Consideran que es lo más oportuno para evitar que aumente el riesgo de propagación del coronavirus en la ciudad. De este modo se evitan aglomeraciones de público en espacios cerrados que puede provocar la exposición de los belenes e incluso el proceso de conformación de los mismos.

Además, muchos socios de la Asociación de Belenistas de Cádiz tienen una edad avanzada y no han podido siquiera trabajar en los preparativos para instalar los nacimientos atendiendo a la recomendación de reducir la exposición pública para evitar contraer el coronavirus.

La concejala de Fiestas del Ayuntamiento de Cádiz, Lola Cazalilla, ha explicado que se ha mantenido una interlocución constante con los belenistas. Todo ha desembocado en esta decisión. En palabras de Cazalilla es una decisión «responsable y ajustada al contexto que se vive».

«Saludamos el sentido de la responsabilidad que ha demostrado la Asociación de Belenistas de Cádiz. Han comprendido perfectamente la situación; y han dado el paso al frente indicándonos que no instalarán el suyo y trasladándonos lo que los belenistas le habían manifestado», ha afirmado Cazalilla.

La edil ha incidido en que es «una pena» que este año no se vayan a poder disfrutar estas tradicionales creaciones artísticas. Cada año, las personas que integran la Asociación de Belenistas prepara con especial mimo este evento. Pero «el contexto de pandemia obliga a intentar evitar ciertas situaciones y aglomeraciones en espacios cerrados como las que hubiera provocado una nueva edición del concurso de belenes».