El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha instado a la Junta de Andalucía, como autoridad sanitaria; a actuar y a tomar las medidas necesarias para reducir la propagación de la pandemia originada por el Coronavirus en la capital; y «no esperar a que se multipliquen los casos porque las consecuencias puede ser más graves«.

«La situación será mucho más gestionable desde el punto de vista de la atención primaria y hospitalaria si las cifras son menores y están bajo control«, advierte.

Estado de preemergencia en Sevilla

De su lado, el Ayuntamiento ya ha acordado, en una reunión del gabinete de crisis el lunes, que se declarará el estado de preemergencia en Sevilla para activar más recursos. Todo ello, a la par que suma al refuerzo del control de las concentraciones en la vía pública, con el endurecimiento de las sanciones; el hecho de que se cerrarán «durante el máximo tiempo legal posible» aquellos establecimientos hosteleros que hayan sido multados anteriormente por el incumplimiento de la normativa en esta materia y reincidan. También, se tomarán otras medidas como el adelanto del horario de cierre de los parques de la ciudad.

340,3 contagios por cada 100.000 habitantes

Sevilla capital cuenta, actualmente, con una tasa de 340,3 contagios por cada 100.000 habitantes, según los datos de la Consejería de Salud y Familias. Ascienden este martes 20 de octubre a 2.343 los positivos en los últimos 14 días; de los que 1.025 son en la última semana. Hay un acumulado de 7.958 casos, con 2.901 curados y 194 fallecidos.

En este marco, Juan Espadas, a preguntas de los periodistas tras visitar los trabajos de construcción del nuevo Centro Deportivo Virgen de los Reyes; advierte de que la escalada de contagios en la capital «no ha sido abrupta, pero no cesa». Por ello, aunque «no se está en la situación de otras zonas que requieren intervención directa», sí considera que es el momento de actuar para «parar el crecimiento«.

Juan Espadas, abierto a medidas más restrictivas

Tras exigir una mayor coordinación con la Junta, teniendo en cuenta que el centro de coordinación regional o provincial «no se reúne desde que finalizó el estado de alarma»; Juan Espadas afirma que apoyará las decisiones y nuevas medidas y restricciones que pueda plantear el consejo de expertos.

Rechaza entrar en «conflicto»

Así, deja claro que, en esta materia, «el único liderazgo y autoridad posible es el que vaya marcando la autoridad sanitaria«; rechazando el entrar en «determinado tipo de conflicto» como en «otros ayuntamientos u otros lugares del territorio español».

«Entendemos que se vela por la salud pública y se sabe perfectamente ponderar hasta qué punto, en un momento determinado, hay que priorizar esa salud pública sobre otro tipo de intereses legítimos; pero que tienen que estar subordinados a ello, como la economía», añade.

«Estamos preparados y dispuestos para cualquier otro tipo de medidas más restrictivas que pudieran venir desde la Junta de Andalucía en las próximas horas o en los próximos días»; incide el alcalde de Sevilla.

Todo ello, tras anunciar que el lunes se ha abordado en el gabinete de crisis, constituido por parte del Ayuntamiento de Sevilla, la activación de la fase de preemergencia municipal; con la que se habilitan medios adicionales, como los relativos a la Policía Local y otros recursos.

En este marco, insiste a la Junta en que, «si hay que tomar medidas, tomémosla para conseguir frenar el incremento de los contagios, no las tomemos tarde«.

«Desde la responsabilidad, pero claramente convencido de que, si hay que restringir algún tipo de movimientos o hay que reducir de una manera más contundente las concentraciones de personas en actos y en eventos, tomemos las medidas ya«, recalca.

«No queremos llegar a un cierre total»

Respecto a la hostelería y, tras las peticiones realizadas por la patronal de actuación con mayor contundencia con los establecimientos incumplidores; Espadas ha dejado claro que no va a admitir, «bajo ningún concepto, que haya establecimientos que incumplan las recomendaciones sanitarias«.

Así, anuncia que los establecimientos que hayan incumplido y tengan una sanción, van a ser precintados si reinciden; una clausura que, además, se producirá «durante el máximo tiempo que esté permitido legalmente».

«Creo que tengo el respaldo del sector. Creo que los que cumplen quieren que los que no cumplen tengan su correspondiente repercusión y responsabilidades. Lo que no queremos llegar en un escenario de cierre total como se ha llegado en otros territorios. Si actuamos ahora y somos contundentes, evitaremos ese otro escenario. Sino, pues no podrá evitarse. Lo mejor es prevenir y endurecer las medidas con los incumplidores», concluye.

Para Espadas, «se trata de un aviso claro a navegantes de que esto es tarea de todos; y hay que responsabilizarse cada uno desde su esfera personal y hasta su esfera colectiva y el problema de contagios que puede provocar». Considera que «aún se está a tiempo de actuar» para evitar «llegar a una situación como la de Granada».

Medidas ante contagios en servicios municipales

Preguntado por los contagios producidos en distintos servicios municipales, Juan Espadas explica que se actúa, en todo momento, «conforme a los protocolos; aislando a esas personas o a posibles personas de su entorno que han tenido relación con ellas».

«Estamos muy vigilantes y en permanente interlocución con los responsables sindicales y de prevención de riesgos, que van marcando en cada momento si hay que incrementar las medidas o si hay que reducir la presencialidad. No descartamos si hay decisiones más restrictivas de la Junta, revisar protocolos y volver a situaciones de meses atrás», explica.

De otro lado, preguntado por la vacunación de la gripe, el alcalde de Sevilla ha recordado el acuerdo alcanzado con la Junta para prestar colaboración municipal para que la campaña se haga en «distintos puntos de la ciudad; con una labor de visibilización para que nadie de un colectivo vulnerable se quede sin vacunar».