El proyecto ‘Ciudad de Plazas’, presentado por los arquitectos Miguel Martínez Castillejo y Pau Batallas Soriano, ha sido el ganador del concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento de Almería para la reordenación urbanística del Paseo, Obispo Orberá y su conexión con Puerta Purchena, tal y como se ha hecho público en un acto celebrado en el Teatro Apolo y presidido por el alcalde, Ramón Fernández Pacheco.

El primer edil, tras felicitar a los ganadores, a los participantes del concurso y el trabajo realizado por el Jurado, ha subrayado que “el Ayuntamiento ha emprendido un camino que no se va a parar”. Ha reconocido en la idea ganadora “no un proyecto final ni definitivo y sí una guía” que debe abocar, tras una reflexión conjunta, a un proyecto de consenso. En este sentido, ha realizado un llamamiento a la sociedad almeriense, en su conjunto, abogando por un debate “sosegado” para encontrar la “mejor solución. Atendiendo siempre a criterios técnicos, no es cuestión de tener el proyecto más rápido, sino el mejor proyecto posible”, ha recalcado.

Resuelto el concurso, el Ayuntamiento de Almería iniciará ahora los trámites para la contratación de la propuesta ganadora y la redacción del proyecto de ejecución, mediante un procedimiento negociado, sin publicidad y sin concurrencia.

Premio de 7.000 euros a los ganadores

Su encargo, junto a la dotación económica de 7.000 euros, es el premio que concedía este concurso al ganador del mismo. El jurado además ha fallado el segundo y tercer premio, valorado en 5.000 y 4.000 euros, respectivamente. Por este orden se han seleccionado las propuestas presentadas bajo los lemas ‘Paseo de Plazas de Almería’, de los arquitectos José Antonio Cuerva y Francisco Javier de Simón; y ‘Revive’, diseño del arquitecto Antonio Góngora.

El primer edil ha agradecido la “profesionalidad” y la “creatividad” de las soluciones propuestas por todos los equipos que han concurrido a este concurso. Además ha reconocido en la participación producida – diez propuestas presentadas – el “interés y cariño” que han demostrado todos por Almería. Agradecimiento y reconocimiento extensivo también al trabajo del Jurado, a nivel técnico representado en este acto por el arquitecto, Miguel Centellas, para quien “el proyecto es bueno, pero necesita de reajustes”, reconoció.

Reajustes del proyecto

Fernández-Pacheco ha insistido en el “impacto” del cambio que supondrá la reordenación pretendida para la zona centro, una zona en la que no sólo hay que actuar con criterio “urbanístico. Hay que actuar también con criterio emocional”, reconoció.

“Tenemos que cambiar, ser valientes y aspirar a lo mejor, sin precipitación y sin caer en errores”, ha animado Fernández-Pacheco. El alcalde ha insistido en “hablar mucho, escuchar y atender las diferentes necesidades que confluyen en este espacio”. Todo ello con el objetivo de “contar con el mejor proyecto y en un plazo razonable, siempre atendiendo y asesorados bajo el necesario criterio técnico”.

El arquitecto Miguel Centellas, miembro y portavoz del jurado, ha explicado que si bien “ninguna” de las propuestas presentadas resolvía las indicaciones reflejadas en las bases del concurso, ‘Ciudad de Plazas’ contiene una propuesta muy valiosa desde una perspectiva global en el tratamiento del ámbito objeto del concurso; conjugando satisfactoriamente, por un lado, una impronta uniforme; y de continuidad en cuanto al pavimento del Paseo de Almería, la Rambla Obispo Orberá y la Puerta Purchena. Y por otro lado, el carácter diverso de los diferentes tramos por los que dichas vías transcurren como hitos urbanos de carácter singular.

Creación de plazas

Para el Jurado, “una de las principales aportaciones del proyecto ganador es la creación de unas plazas delante de los edificios importantes del patrimonio de Almería, que se enmarcan dentro del ámbito de actuación. Entre ellos, el Teatro Cervantes; Mercado Central, Hacienda; o el de la Delegación del Gobierno de la Junta”, según ha explicado Centellas.

En este sentido, y como recoge la memoria del proyecto ganador, se trata de potenciar estos espacios a lo largo de toda la zona de intervención. Para ello, se propone integrar el Paseo de Almería y la Rambla Obispo Orberá en el sistema de Plazas de la ciudad. Y en particular con las del Centro Histórico con las que linda y comparte escala, cuya puerta de acceso, Purchena, las articula. Estas plazas surgen de maneras distintas.

En las plazas existentes y que ya cuentan con su propio arbolado, la actuación consiste en ampliar su superficie peatonal y extender la vegetación actual. En caso de no disponer de arbolado, se plantarán nuevas palmeras datileras en retícula.

Sustitución del arbolado actual

Las plazas de nueva planta, propuestas enfrente de los edificios públicos más relevantes, se generarán sustituyendo el arbolado actual, que responde a una sección tipo de paseo longitudinal, por una retícula de palmeras. Con esta acción, se dota de un espacio público a escala urbana acorde al edificio representativo al que se adhiere. De este modo, se intensifica la relación horizontal y vertical entre ambos. Las palmeras, además, construyen un techo natural como prolongación de la cubierta del cuerpo edificatorio a modo de salón urbano.

Con la creación de estas plazas no solamente aparecen nuevos salones urbanos; nuevos espacios de esparcimiento y recreo, sino que además se rompe con la actual monotonía que actualmente supone recorrer tanto el Paseo de Almería como la Rambla Obispo Orberá.

Espacio libre de ozono

Los proyectistas de la idea ganadora recogen también en la memoria de su proyecto el hecho de que el Paseo de Almería y la Rambla Obispo Orberá sean calles que cuentan “con un gran número de equipamientos y comercios; espacios al aire libre con la potencialidad de generar espacio público que permitan el paseo; y la estancia”. Concluyen diciendo que “el impulso económico de la zona pasa por la humanización del espacio público”.

En esta “nueva oportunidad” para cambiar el modelo de espacio público y movilidad actual, comprometido con la emergencia climática, social y sanitaria, ‘Ciudad de Plazas” apuesta por crear lugares libres de ozono. En ella, los vecinos podrán relacionarse y los comercios locales funcionar, incluso en situaciones tan excepcionales como la de estos tiempos”.