La polémica está en el aire, como la misma discusión sobre las vías de transmisión del Coronavirus.  Inmaculada Casas Flecha directora del Centro Nacional de Gripe de la OMS de Madrid, ha negado que el Coronavirus pueda sobrevivir el aire.  Sostiene que «este tipo de virus necesita llevar un vehículo».

La Doctora Casas Flechas, también responsable del Laboratorio de Referencia de Virus Respiratorios y Gripe del Centro Nacional de Microbiología considera que la transmisión del coronavirus puede ocurrir a través de las gotitas de saliva al estornudar, toser, hablar y respirar, pero no cree que pueda sobrevivir libremente en el aire.

«Existe evidencia científica de que la transmisión se produce a través de las gotitas. Ahora, si el tamaño de la gotita es de unas micras o más grande, eso puede influir en que se transmita mejor o peor, pero necesita de las gotitas. Un virus que no tenga una matriz no aguanta. Así lo afirmó en un encuentro telemático organizado por la Fundación Ramón Areces. En este caso -añadió- hablamos de un virus envuelto, como es el coronavirus, sería imposible que lograra sobrevivir en el aire», ha explicado.

No saltó de los murciélagos

La experta ha señalado también que el Coronavirus no saltó de los murciélagos, aunque es cierto que estos actúan como reservorios. Pero la realidad es que los que transmiten a los humanos las enfermedades son otras especies intermedias.

«Los murciélagos tienen un alto grado de protección y en los últimos meses se han descubierto ataques a sus colonias», ha criticado Casas Flecha. Señala a las aves acuáticas como los reservorios naturales de otros de los más importantes virus que pueden producir emergencias sanitarias, como los de la gripe A.

Sobre esos virus respiratorios más allá del Covid-19, Casas Flecha ha afirmado que «son virus que pueden provocar emergencias sanitarias y que pueden tener una alta mortalidad asociada a un cuadro respiratorio agudo, con neumonías normalmente, y de aparición repentina».

El científico José Luis Jiménez, de la universidad de Colorado, es uno de los que defiende que el coronavirus propagación de la Coronavirus por vía aérea. El experto en aerosoles por mantenerse en la tesis contraria.

“En el siglo XX hubo avances en la desinfección del agua o en la conservación de la comida, pero no se ha hecho lo mismo con el aire, porque siempre se negó que transmitía enfermedades”, ha subrayado el científico, entrevistado por TVE.

Investigadores de EEUU han sostenido esta idea publicada por la revista Science con el apoyo de numerosos científicos que hablan de abrumadoras evidencias. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) han actualizado su guía de recomendaciones y han incluido finalmente, la transmisión por aire a distancia como una de las vías de contagio del SARS-CoV-2.

Coronavirus por el aire

Chad Roy, profesor de profesor de Microbiología e Inmunología en la universidad norteamerficana de Tulane afirmaba recientemente en la revista tecnológica del MIT que «no hace falta que la OMS salga a proclamar que puede sobrevivir en el aire para que podamos apreciar que se trata de una enfermedad transmitida por esta vía». A raíz de esto, este científico se preguntaba, «no sé cuánto más claro debe ser en términos de evidencia científica«.

Las afirmaciones y preguntas de Roy Chad coinciden con las opiniones de más de 200 colegas de todo el mundo que recientemente enviaron una carta a la OMS para que se replanteé su rechazo a que el SARS- CoV-2 se transmite por el aire como el sarampión o la tuberculosis.

Según declaraciones de Roy «estamos bastante seguros de que el SARS-CoV-2 se transmite a través de pequeñas gotas que contienen partículas virales capaces de provocar una infección». Pero qué implica que esté en el aire. Pues que estas gotículas o aerosoles «puede propagarse por inhalación a largas distancias; tal vez incluso a través de diferentes habitaciones«.