La Jefatura de la Policía Local de La Línea de la Concepción informa que hasta el día 1 de octubre interpuso más de 900 denuncias por infracciones relacionadas con incumplimientos de las ordenanzas de limpieza. Esto representa más del doble de lo registrado el pasado año hasta esta fecha en La Línea.

Agentes del cuerpo de paisano en La Línea controlan tanto el depósito de basuras en lugares no autorizados para ello, vertidos de escombros en contenedores de residuos domésticos (color gris). E incumplimiento de los horarios fijados para la recogida domiciliaria de basuras.

Ante esta situación, la concejalía de Seguridad Ciudadana de La Línea realiza un nuevo llamamiento a la colaboración ciudadana. E incide en evitar la proliferación de este tipo de prácticas; especialmente en unas circunstancias como las actuales de alerta sanitaria en la que es preciso incidir para evitar puntos no controlados de basuras y posibles focos de contagios.

Se recuerda que para el depósito de escombros procedentes de obras existen las instalaciones del Punto Limpio. Su ubicación se ha señalizado recientemente por parte de Arcgisa para facilitar el traslado a los ciudadanos; así como que es imprescindible cumplir con los horarios fijados para la recogida de basuras domiciliarias. Además de las de otros depósitos en contenedores específicos. Todo con el objetivo de evitar la presencia de residuos en la vía pública a cualquier hora del día. Además de garantizar el cumplimiento de las ordenanzas de limpieza.

Multas y más multas

Hay que recordar que la Policía Local de La Línea de la Concepción ya interpuso recientemente 200 denuncias por no cumplir con la normativa para evitar la propagación del Coronavirus.

Los agentes han registrado este número de denuncias por la celebración de botellones. Y  todo lo que supone el incumplimiento de normativas obligatorias, como el uso de las mascarillas.

El consumo de alcohol en la vía pública, además de no respetar las normas Covid, son las principales causas de la imposición de estas sanciones. Desde la Jefatura de la Policía Local se insiste en su labor para controlar el cumplimiento de las disposiciones aprobadas por parte del Gobierno. Todo con el único objetivo de garantizar la salud pública y evitar la expansión dela pandemia.