Las autoridades estadounidenses han detenido este domingo 20 de septiembre a una mujer sospechosa de enviar la semana pasada un paquete que contenía veneno de ricina al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Esta persona ha sido interceptada en un cruce fronterizo en el estado de Nueva York cuando pretendía ingresar a Estados Unidos desde Canadá.

La mujer portaba un arma, según ha informado la cadena estadounidense CNN, que cita a un funcionario policial.

Si bien la Real Policía Montada de Canadá ha señalado que no se encuentra en disposición de confirmar o negar una posible detención, este fin de semana ya comunicó que estaba trabajando junto a la Policía Federal de Estados Unidos (FBI) en este caso.

La presencia de ricina, una sustancia muy tóxica que se extrae de las semillas de ricino, se confirmó mediante dos análisis.

Todo el correo de la Casa Blanca se clasifica y se analiza en una instalación externa antes de llegar a las instalaciones de la que es la residencia oficial y principal centro de trabajo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El FBI y el Servicio Secreto ya investigan lo que han denominado como «carta misteriosa».

«En este momento, no hay ninguna amenaza conocida contra la seguridad pública», puntualizó el cuerpo policial en un comunicado difundido a través de Twitter.

La ricina, que puede presentarse en forma de polvo, gránulos, vaho o ácido, se ha utilizado en actos terroristas.

Si se ingiere causa náuseas, vómitos y hemorragia interna en estómago e intestinos. A estos síntomas les siguen insuficiencia hepática y renal y, finalmente, muerte por colapso del sistema circulatorio.