El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha avisado de que se está incrementando la presión asistencial. Tanto en Atención Primaria, como en atención hospitalaria como consecuencia del aumento de la transmisión del Covid-19.

Según el último informe publicado por el Ministerio de Sanidad, el 9,5 por ciento de las camas hospitalarias de toda España están ocupadas por enfermos de Covid-19. Si bien hay importantes diferentes entre las comunidades autónomas.

«Hay un incremento de la ocupación hospitalaria a nivel global. Si ya de por sí estaba siendo importante en la Atención Primaria, poco a poco se va observando un incremento en los hospitales», ha señalado en rueda de prensa Fernando Simón.

Madrid es la comunidad autónoma con una mayor tasa de camas ocupadas en hospitales por Covid-19 (25%); seguida de Castilla-La Mancha (13%); Aragón (12%) y Baleares (11).

Asimismo, en Andalucía se sitúa en el 7 por ciento; en Asturias en el dos por ciento; en Canarias, Extremadura, Cataluña y Cantabria en el cinco por ciento; en Castilla y León, País Vasco y La Rioja en el 11 por ciento; en Ceuta en el tres por ciento; en la Comunidad Valenciana en el siete por ciento; en Galicia en el tres por ciento; en Melilla en el ocho por ciento; en Murcia y Navarra en el nueve por ciento.

Asimismo, Simón ha señalado que el incremento de casos en España es «clarísimo», por lo que no ha rechazado llamarlo una «segunda ola» de contagios.

No obstante, ha apostillado que no todas las comunidades autónomas están en un ascenso en la transmisión del coronavirus. «Estamos en una segunda ola, si lo queremos llamar así, pero la situación no es la misma en todas las comunidades autónomas», ha apostillado.

Además, ha insistido en que «esta segunda ola no va a tener un impacto tan importante como la primera».

Por otra parte, Simón ha destacado el esfuerzo diagnóstico que se están realizando en todas las comunidades autónomas para detectar los casos de coronavirus, asegurando que España es uno de los países de la Unión Europea que más pruebas PCR realiza.