El Hospital Costa del Sol de Málaga ha implantado un programa de telefarmacia para mejorar la accesibilidad de los pacientes a su farmacéutico especialista.

La consulta de atención farmacéutica a distancia se realiza de manera previa a la entrega de medicación mediante videollamadas. Estas actividades permiten además reducir las visitas al hospital de los pacientes que cumplen una serie de criterios.

Así, este servicio da un paso más y apuesta por la continuidad de las actividades de telemedicina iniciadas durante el periodo de confinamiento.

Uno de los objetivos es adaptar la unidad de atención farmacéutica a la demanda sanitaria actual, minimizando las visitas físicas al tiempo que se realiza una estrecha supervisión de la farmacoterapia.

Una organización en tiempo récord

En el periodo álgido de pandemia entre los meses de marzo y abril, el servicio de Farmacia fue capaz de organizar en tiempo récord la logística de las actividades de telefarmacia. Se garantizó la adecuada asistencia sanitaria y la provisión de tratamientos, gracias a la coordinación y entrega de todos los profesionales.

Para ello, este servicio reorganizó y reorientó sus procesos participando, además, de manera activa en la transformación del hospital. De hecho, durante este periodo se envió  desde el hospital Costa del Sol medicación a domicilio a más de 1.600 pacientes.

La implantación de este nuevo programa de telefarmacia supone la profesionalización de esta actividad. Para ello, es necesario seleccionar de forma cuidadosa a los pacientes que pueden beneficiarse en línea con el Mapa Estratégico de Atención Farmacéutica.

Estos criterios están relacionados con la estabilidad clínica, la adecuada adherencia al tratamiento y la ausencia de hospitalizaciones recientes, entre otros. Todo ello en consenso previo con los especialistas –tanto farmacéuticos como clínicos– responsables del paciente.

Por este motivo, antes de la inclusión en el programa de telefarmacia y una vez seleccionado el paciente, el farmacéutico realiza una entrevista presencial.

A partir de ahí se realizarán consultas telemáticas por videollamada previas a cada dispensación domiciliaria. Está previsto incluir en este nuevo programa a un 20 por ciento del total de los pacientes atendidos en consultas externas de este servicio.

La telefarmacia ha supuesto un reto asistencial para la atención farmacéutica al paciente externo. La incorporación de las tecnologías de la información y comunicación ha permitido la realización de actividades no presenciales en el ámbito de la farmacia hospitalaria para dar respuesta a una necesidad creciente de transformación de la asistencia sanitaria para hacerla cada vez más eficiente y cercana a los pacientes.