El aviso de la OMS: una vacuna «no va a poner fin a la pandemia por sí sola»

«Ningún país podrá resolver este problema por sí solo», ha advertido el director general de la organización

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha apuntado que «no hay ninguna garantía» de que vaya a existir en algún momento la vacuna del Covid-19, y que, en caso de que sí termine desarrollándose, «no va a poner fin a la pandemia por sí sola».

«Ningún país podrá resolver este problema por sí solo hasta que tengamos la vacuna, que sería una herramienta vital y esperamos tenerla lo antes posible, pero no hay ninguna garantía de que la vayamos a tener, e incluso si la tenemos no va a poner fin a la pandemia por sí sola», ha advertido este viernes en rueda de prensa.

En este sentido, ha instado a todos los países a «aprender a controlar y manejar este virus usando las herramientas actuales», y a «hacer los ajustes en la vida diaria que son necesarios para mantenerse a salvo». Así, ha reivindicado la necesidad de aprender a vivir con el virus, ya que los confinamientos «no son una solución a largo plazo para ningún país».

«No debemos elegir entre la salud y la economía, es una elección falsa. Al contrario, la pandemia de Covid-19 nos recuerda que la salud y la economía son inseparables», ha argumentado. «La pandemia nos ha permitido imaginar cómo sería el mundo con cielos y ríos muchos más limpios», ha proclamado.

Al respecto, Tedros ha añadido que la crisis del Covid-19 es «también una oportunidad para cambiar el mundo en el que van a vivir nuestros hijos», poniendo el ejemplo de España como «una de las naciones que más rápido se está descarbonizando» para hacer frente al reto mundial del cambio climático.

Tedros también se ha pronunciado sobre los rebrotes que están sufriendo algunos países como España: «Varios países se enfrentan ahora a nuevos brotes tras un largo periodo casi sin ninguna transmisión. El progreso no significa victoria. Es vital detectar rápidamente los brotes para evitar la transmisión comunitaria».