Alhaurín de la Torre endurece las medidas contra el Covid-19

El alcalde del municipio malagueño limita el horario de actividad en los parques y cierra los centros sociales para frenar los contagios del Covid-19

El alcalde de Alhaurín de la Torre (Málaga), Joaquín Villanova, ha firmado un nuevo decreto con el que se limita el horario de actividad en los parques y pistas deportivas y cierra los centros sociales. El objetivo de frenar, en todo lo posible, los contagios del Covid-19.

En concreto, los parques, incluidos los infantiles y aquellos que se encuentran en espacios abiertos, quedarán cerrados por las noches, de 22.00 horas a 08.00 horas, ha anunciado el Consistorio en un comunicado.

Esta limitación, que afecta a todos los equipamientos de esos recintos, ya estaba en práctica en aquellos parques que cuentan con vallado y horario. Son ejemplo los de El Algarrobal, Jardín Oriental Bienquerido o La Zambrana.

Del mismo modo, se cierran en la misma franja horaria todas las pistas polivalentes de las barriadas, «dando lugar el incumplimiento de esta limitación a la adopción de las medidas legales procedentes contra los infractores», señala el decreto.

Centros sociales

En cuanto a los centros sociales, se ha optado por cerrarlos «sin perjuicio de que se puedan desarrollar actividades en instalaciones alternativas al aire libre, y sin perjuicio de que se pueda hacer uso, para necesidades puntuales, de espacios o equipamientos municipales», continúa.

El alcalde ha justificado estas medidas «dada la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos positivos por Covid-19 que se está produciendo».

Además, se ha observado que una parte de los jóvenes, en horas nocturnas, se están reuniendo en gran número en los bancos de parques públicos y en pistas polivalentes, sin guardar las debidas condiciones de seguridad. «De ahí que se haya optado por esta limitación», ha explicado.

En el caso de los centros sociales, su clausura está relacionada con la asistencia de grupos de edades vulnerables o de riesgo ante el Covid-19 a las actividades que allí se desarrollan habitualmente.

«En ambos casos, se concluye en la necesidad de tener que adoptar medidas de prevención al respecto, pues, en una crisis sanitaria de esta envergadura, es preferible el exceso de celo, que el exceso de confianza», añade el texto.