Jesulín de Ubrique y Juan José Padilla, juntos a hombros en Cuenca

Hacemos un apretado resumen de las actuaciones de Jesulín, Padilla, Chacón, Galván, Marín y Zambrano

Como estamos en agosto, que es la época del año en que hay más festejos taurinos por toda España, se nos amontonan los datos y nos falta espacio para dar información amplia de todos ellos. Tenemos que conformarnos con apretados apuntes de las actuaciones de nuestros paisanos habidas a lo largo de la semana.

Empezamos hablando del más veterano de los toreros de Cádiz, Jesulín de Ubrique, el cual viene poco a nuestras páginas, porque no toreaba de luces desde hacía años, aunque ahora ha vuelto por un día. El 19 de agosto los diestros gaditanos Jesulín de Ubrique y Juan José Padilla, de Jerez, fueron a Cuenca, por la Feria de San Julián, para lidiar toros de Román Sorando, armónicos y nobles pero medidos de raza. Jesulín de Ubrique en su primero mató de estocada efectiva y cortó las dos orejas y en su segundo la espada quedó en pinchazo hondo y logró ovación con saludos. Juan José Padilla en su primero dejó estocada contundente y ganó las dos orejas y en su segundo concluyó con pinchazo y estocada atravesada, ganando una ovación con saludos. Completó la terna Miguel Abellán, que obtuvo dos orejas y ovación con saludos. Los tres espadas salieron a hombros por la puerta grande. Anotemos que la agencia EFE dice que “en cuadrillas, Tomate de Jerez clavó dos pares extraordinarios, al primero y cuarto”. Al acabar el festejo, Jesulín dio una rueda de prensa sin desprenderse del traje de luces, costumbre que esperemos que no cuaje entre los toreros. Un detalle destacado fue la presencia en el callejón del maestro Luis Parra Jerezano, invitado especialmente por Jesulín, el cual no tiene apoderado y su puesto quiso cubrirlo con quien fue su profesor (así como de Juan José Padilla) en la primera escuela taurina que hubo en la provincia, la de la Diputación.

Tras esto, tenemos tres noticias más de Juan José Padilla en particular. El 15 de agosto el torero jerezano intervino en San Sebastián, con motivo de la Semana Grande, para lidiar toros de Garcigrande y Domingo Hernández, bien presentados y de juego variado. Tras el paseíllo, Padilla fue invitado a saludar desde los mismos medios de la plaza. En su primero mató de tendida y varios descabellos y saludó una ovación y en su segundo, tras pinchazo, bajonazo y tres descabellos, quedó en silencio. Alternó con El Juli, que cortó oreja y oreja, y José María Manzanares, que quedó en ovación y silencio. El 16 de agosto fue el día que Juan se anunciaba en Vitigudino (Salamanca) con toros de Orive. En su primero mató de media estocada y cortó una oreja y en su segundo mató de entera tendida y cortó dos orejas. Se anunció con la rejoneadora Lea Vicens, que ganó oreja y ovación, y Sebastián Castella, que logró ovación y oreja. Padilla salió a hombros por la puerta grande.

El 17 de agosto el mismo Padilla fue a Málaga, por su Feria de Agosto, para lidiar toros de Núñez del Cuvillo, bien presentados pero de juego desigual. El público sacó a saludar a Juan José Padilla con una atronadora ovación. En su primero mató de pinchazo y entera desprendida y logró una vuelta al ruedo y en su segundo, mató de estocada tendida y logró oreja con petición de la segunda y dos vueltas al ruedo. Sus compañeros de tarde fueron Alejandro Talavante, que quedó con silencio y pitos, y Fortes, que dio vuelta y vuelta.

Traemos dos apuntes sobre Octavio Chacón. El 15 agosto el torero de Prado del Rey tenía cita en Cenicientos (Madrid), con un envío de Conde de la Maza, corrida muy bien presentada pero dura y exigente. En su primero terminó con bronca y en su segundo acabó con vuelta al ruedo tras petición. Hizo el paseíllo con Alberto Lamelas, que logró ovación y oreja, y José Carlos Venegas, que cerró con oreja y silencio. El 18 de agosto voló el pradense Chacón a América, a la localidad de Huamachuco (Perú) para lidiar, con lleno, toros de San José del Monte, de gran juego. En su primero cortó dos orejas y en su segundo cortó otras dos orejas. Le acompañaron en el cartel Juan de Castilla, que cerró con silencio y oreja, y Jesús Enrique Colombo, que cortó dos orejas y dos orejas. Chacón y Colombo salieron a hombros.

Vamos con una referencia cañaílla. El 15 de agosto el torero de San Fernando David Galván viajó hasta Roa de Duero (Burgos), para enfrentarse a toros de Prieto de la Cal, deslucidos en general. En sus dos toros obtuvo silencio y silencio. Hizo el paseíllo junto a Javier Castaño, que también cerró con silencio en los suyos, y Mario Palacios, que obtuvo ovación y ovación.

Ahora una nota sobre Ginés Marín. El 15 de agosto fue a Málaga, por la cuarta de Feria, para lidiar toros de Santiago Domecq, de correcta presentación y nobles en líneas generales. En su primero mató de buena estocada y dio una vuelta tras petición y en su segundo mató como pudo y quedó en silencio. Alternó con El Fandi, que obtuvo silencio y palmas, y López Simón, que se llevó oreja y oreja.

Hablamos de rejones. El 15 de agosto el rejoneador jerezano Luis Zambrano actuó en la localidad de Navalvillar de Pela (Badajoz) ante reses de Jandilla, bien presentadas. En su primero cortó una oreja y en su segundo cortó otra oreja. Sus compañeros de cartel fueron el portugués Paulo Jorge Santos, que también cortó oreja y oreja, y el granadino Sebastián Fernández, que se llevó oreja y dos orejas. Los tres rejoneadores salieron a hombros.

Acabamos con noticia empresarial. El Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda ha adjudicado a la empresa Espectáculos Carmelo García la explotación de la plaza de toros de El Pino por un nuevo período de cuatro años, con lo que Carmelo seguirá al frente del coso en que ya lleva varias temporadas. El empresario ha sido ganador del procedimiento público para la adjudicación de la plaza y ahora ha tenido lugar el acto de la firma del contrato de explotación, que se realizó en presencia del alcalde, Víctor Mora, quien ha felicitado a Carmelo García, al que considera como un ejemplo de buena actividad empresarial en este sector. Para el Ayuntamiento de Sanlúcar es una seguridad contar con esta empresa sanluqueña para que se mantenga al frente de la plaza de El Pino, en la que no sólo han venido presentando grandes e importantes corridas de toros, como la de la próxima semana, sino también espectáculos musicales y teatrales diversos y de gran calidad para todos los públicos. Queremos recordar que hace tres meses, con motivo de una entrevista en nuestra presencia, Carmelo llegó a decir que su máximo sueño como empresario es llegar a su jubilación siendo adjudicatario de la plaza de Sanlúcar, su pueblo.