El Defensor del Pueblo Andaluz acude a los asentamientos chabolistas de Lepe y Lucena

Estas visitas obedecen a «la preocupación por la situación de la población que reside en estos lugares y que se ha visto agravada por los últimos incendios»

Un equipo técnico de la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz ha acudido este martes a Lepe para reunirse con diferentes asociaciones y colectivos de la localidad, así como con representantes del Ayuntamiento, tras los últimos incendios de la pasada semana en dos asentamientos chabolistas de la localidad.

Además, por la tarde está prevista otra reunión con representantes municipales de Lucena del Puerto –sobre las 17,30 horas–. Estas visitas obedecen a «la preocupación por la situación de la población que reside en los asentamientos irregulares y que se ha visto agravada estos días por los últimos incendios», según han informado a Europa Press fuentes de la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz.

Así, el objetivo es recoger información de las distintas voces de los agentes implicados, como la administración, el empresariado, los colectivos que trabajan con esa población y los mismos residentes, según han detallado.

La visita obedece también al «compromiso» que manifestó el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, en la última visita en octubre del año pasado a Lepe cuando se comprometió a seguir recogiendo las impresiones de los diferentes colectivos, han remarcado las mismas fuentes.

Este equipo técnico está compuesto por responsables que trabajan en asuntos de extranjería, responsables de la oficina de Información y Atención Ciudadana y una profesional del área de mediación, «que trabaja mucho también con atención a la ciudadanía». Tras esta visita, la intención es recabar toda la información y hacer un pronunciamiento como institución.

Cabe recordar que el pasado viernes el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, calificó los incendios de «situaciones miserables» y «de desastre» y exigió «regularizar» las personas migrantes que trabajan en el campo.

En un audio remitido a Europa Press, el Defensor lamentó esta situación y se mostró «muy preocupado» y ya anunció esta visita a Huelva para reunirse con colectivos sociales, el tercer sector y el Ayuntamiento de Lucena del Puerto y Lepe.

«Es una mano de obra que falta y que no es suficiente para las labores agrícolas», señaló Maeztu, explicando que «no se entiende que no estén regularizados» porque este hecho conllevaría «una ordenación de las contrataciones, un convenio colectivo, un apoyo de alojamiento y consecuentemente una implicación de los empresarios que necesitan esa mano de obra».

Según Maeztu, «esto facilitaría que se destruirían los asentamientos» porque «no se puede tener mano de obra» a base de «economía sumergida en asentamientos indignos y miserables que provocan estos incendios».

Por último, el Defensor aseguró que su institución va a trabajar para que se regularice a estas personas así como para que «se supriman los asentamientos y ellos, como cualquier trabajador, alquilen casas y vivan con dignidad».

«Todo lo que no sea eso significa incendios y asentamientos llenos», argumentó, a la vez que recalcó que «esta es una responsabilidad de todos, administraciones públicas, empresarios, ayuntamientos, colectivos y población».