15 años de prisión por apuñalar a su madre mientras dormía en el sofá  

El acusado, que se declaró culpable, asesinó a su madre mientras dormía en el sofá de su casa 

La Audiencia de Málaga ha condenado a 15 años y nueve meses de prisión a un hombre por un delito de asesinato por apuñalar en julio de 2017 a su madre, mientras esta dormía en el salón de la vivienda que ambos compartían en la zona de Caleta de Vélez de la localidad malagueña de Vélez-Málaga.

Según la sentencia, dictada tras el veredicto de culpabilidad de un jurado popular, el acusado, sabiendo que su madre se encontraba durmiendo en el sofá del salón de la vivienda y aprovechando tal circunstancia para evitar cualquier tipo de confrontación, cogió de la cocina un cuchillo.

Así, se declara probado que, «con ánimo de quitarle la vida», a la madre, le «hundió el cuchillo en el cuello, lo que provocó la muerte de la mujer». Las distintas lesiones que sufrió la víctima originaron una hemorragia masiva, provocando la muerte por un shock hipovolémico.

Tras esto, el acusado abandonó el domicilio, y sobre las 08,45 horas del mismo día se personó en dependencias de la policía, manifestando: «vengo a declarar que he matado a mi madre».

Los jurados tuvieron en cuenta para llegar al veredicto de culpabilidad la confesión del propio encausado, quien desde el inicio de las actuaciones ha admitido que mató a su madre clavándole un cuchillo en el cuello, encontrándose ella dormida, y así lo manifestó también en el plenario «de manera clara y concluyente».

Así, se le aplica la circunstancia que atenúa la pena de confesión, pero también la agravante de parentesco. Los miembros del Tribunal popular declararon probado que la víctima no pudo defenderse, pues se encontraba dormida, como admitió el acusado.